Muestra ‘el camino’

Martin Sheen participa 'The Way', escrita por su hijo

El camino de Martin Sheen para convertirse en un actor reconocido ha tenidos sus altibajos.

El primero fue cambiar su nombre español a Martin Sheen para conseguir trabajo como actor en sus inicios en los 60.

Alcanzó la fama con los filmes Badlands (1973) y Apocalypse Now (1979) y la popular serie de televisión The West Wing, que se transmitió de 1999 a 2006.

También padeció de alcoholismo y ha tenido que lidiar con los recientes escándalos de su hijo Charlie Sheen.

Pero lo que poco que se conoce de Sheen son sus raíces latinas, que mostrará en su nueva película The Way..

“Mi padre es gallego. Mi nombre verdadero es Ramón Estévez y he escuchado de ‘el camino’ por mucho tiempo. No lo he podido hacer, pero todavía pienso hacerlo, lo deseo hacer”, dijo el actor vía telefónica desde Nueva York.

El filme, que se estrena hoy, muestra el peregrinaje de 800 kilómetros que cientos de personas hacen cada año desde Francia a Santiago de Compostela, España.

Sheen da vida al oftalmólogo californiano, Thomas “Tom” Avery, quien termina haciendo la conocida travesía tras la muerte de su hijo en esa misma jornada.

“Emilio, mi hijo, lo escribió para mí. Y francamente es el mejor papel que me han ofrecido en 30 años”, comentó el histrión de 71 años sobre Emilio Estévez, quien también coprodujo y dirigió el filme.

“Tom es un cascarrabias. No es un hombre feliz, es un viudo, es un doctor pero está aislado, pertenece a un club de golf y tiene a sus amigos, no se vincula con los pobres. No tiene alegría en su vida y lo peor le pasa: pierde a su hijo y esto lo obliga a evaluar su vida”, comentó de su papel.

Para Sheen, este proyecto “se enfoca en la curación, el encontrarse a uno mismo a través de otros”.

Y es que en su travesía entre los dos países, se encuentra a una misteriosa y sarcástica canadiense (Deborah Kara Unger) que asegura querer dejar de fumar. También a un holandés que quiere bajar de peso (Yorick van Wageningen) aunque no para de comer, y a un escritor irlandés (James Nesbitt) que sufre del síndrome de la página en blanco.

“Realmente es una película familiar. No hay vulgaridad, no hay escenas sexuales, no hay violencia, no hay persecuciones vehiculares, nada que avergüence a nadie. Es una historia de la pérdida y sanación, de trascendencia y hay muchas risas en el camino”, aseguró.

The Way fue inspirado en el viaje que Sheen trató de hacer con su nieto Taylor por ‘el camino’, en 2003.

En ese viaje, su nieto conoció a Julia, quien ahora es su esposa y la pareja reside en Burgos.

De la polémica más reciente que protagonizó su hijo Charlie de pelearse con el creador de la serie de televisión Two and a Half Men -de la que era protagonista- y de ser despedido por mostrar una conducta errática, Sheen fue cauteloso al hablar al respecto.

“¿Qué padre no se preocupa por sus hijos? También tengo siete nietos y también me preocupo por ellos. Los amo y trato de estar con ellos y agradezco que ellos existan en mi vida.. [A Charlie] lo tuve cerca de mi corazón como al resto de mis hijos. Él estuvo en el estreno en Los Ángeles en la Convención del AARP hace dos semanas y se veía muy bien y fue maravilloso verlo”, dijo.