Multifacético, Alejandro Furth

El actor ha tenido roles en televisión, cine y teatro

La actuación es la fuerza que mueve al venezolano Alejandro Furth, quien desde hace dos décadas encontró en Estados Unidos los escenarios perfectos en la televisión, el cine y el teatro para encarnar a los personajes que “alimentan su vida”.

El talento de este caraqueño, descendiente de alemanes, ha ocupado la pantalla de prácticamente todas las cadenas de televisión estadounidense.

En las series The Defenders, The Mentalist, CSI: Miami, Justified, Medium, The Shield, Alias, The Practice, Studio 60, Criminal Minds, Las Vegas, What About Brian y las comedias The King of Queens y The George Lopez Show, entre muchas otras, Furth ha caracterizado generalmente al “malo de la película”, según sus propias palabras.

“Es que con esta cara, me ven y dicen, está perfecto para el rol del malvado”, dijo el actor, quien también ha trabajado para la televisión en España, experiencia de la cual destaca su rol en Plan América, donde le dio vida a un rudo paramilitar latinoamericano.

También en España, Furth actuó en las miniseries No soy como tú, junto al argentino Alberto Ammann, y Vuelo IL8714, junto al portugués Joaquim de Almeida.

El actor, egresado de la escuela de teatro de la universidad Northeastern en Boston, también ha trabajado la pantalla grande. Participó en el largometraje Dreamgirls, ganadora del Oscar y Fun with Dick and Jane.

En el 2005 protagonizó dos películas independientes: Resilience y el cortometraje Cuco Gómez-Gómez is Dead, del cual fue además coproductor.

Su más reciente trabajo cinematográfico lo hizo en la película venezolana más taquillera de todos los tiempos, La hora cero, donde le dio vida al comisario Peña.

“Lo que ha pasado con La hora cero ha sido sumamente significativo para mí; yo me fui de Venezuela hace más de 20 años y no había salido en la pantalla allá desde que era un niño y hacía comerciales de televisión; esta película fue mi regreso a mi país y me da mucho orgullo, mucha alegría, haberlo hecho de esta manera”, relató.

“Gracias al magnífico trabajo hecho por el director de este filme, Diego Velasco y la coescritora Carolina Paiz, así como todos quienes participamos en él, hemos tenido mucho éxito también en otros países y siguen pasando cosas muy buenas con esta película”, agregó el artista de 44 años.

Actualmente trabaja en nuevos proyectos cinematográficos de los cuales, asegura, no puede dar detalles aún.

Aprovechando su versátil voz, Furth tiene una prolífica carrera también como locutor de comerciales tanto para radio, como para la televisión hispana.

“Trabajo mucho con mi voz y es curioso porque siempre he tenido que esforzarme bastante para perfeccionar los diferentes acentos”, explicó el también escritor y productor del cortometraje La Nochebuena de Paco y Manolo.

“Siempre hay que saber entonar, dependiendo del origen del personaje a quien le doy vida; pero el colmo de los colmos me pasó cuando trabajé en La hora cero, pues resulta que el director me dijo, ‘Ale, no suenas como venezolano’, así que también tuve que trabajar mi propio acento”, agregó.

Con una agenda agitada, Furth distribuye su tiempo entre el plató de televisión, los estudios de grabación de voces para comerciales, la lectura de guiones para su próximo largometraje y la prestigiosa compañía The Elephant Theatre, de la cual es miembro activo.

“Yo vivo para actuar y actuar es lo que me da vida, así que seguiré haciendo lo que de mi dependa para rendirle homenaje a mi carrera, a mis raíces y a lo que me apasiona”, concluyó.