Murray detalla estado de Jackson

Los miembros del jurado que han presenciado el juicio del Dr. Conrad Murray durante dos semanas escucharon atentamente ayer una entrevista grabada en donde el médico detalló las interacciones y los tratamientos que le realizó a Michael Jackson a lo largo de los meses y durante las horas previas a la muerte del cantante.

Murray sonaba tranquilo en la grabación de más de dos horas mientras hablaba sobre su relación con Jackson, sus esfuerzos por salvarle la vida y los medicamentos que le administró para lograr que conciliara el sueño. Esta fue la primera vez que la entrevista de Murray con los detectives de la policía divulgada al público.

La entrevista del 27 de junio de 2009 que se llevó a cabo fuera de un ruidoso salón de fiestas de un hotel le dio a la policía el primer indicio de que la muerte de Jackson no ocurrió por causas naturales y que se le había administrado un poderoso anestésico propofol en un esfuerzo por curar su caso extremo de insomnio.”No logra dormir de forma natural”, dijo Murray a los detectives al comienzo de la entrevista.

Justo antes de que el tribunal levantara la sesión por el día, se escucha a Murray decir a los detectives en la grabación que no tenía intención de dañar a Jackson. “No quería que saliera mal”.

Murray les describió a los detectives cómo conoció a Jackson y les relató los tratamientos que le realizó al cantante el día de su muerte, incluyendo las dosis de los sedantes lorazepam y versed.

Jackson permaneció despierto durante horas después de regresar a su casa alrededor de la 1:00 a.m. del 25 de junio de 2009 después de los ensayos para una serie de conciertos. “Eran las 4:00 a.m. cuando se quejó”, dijo Murray. “Tengo que dormir Dr. Conrad. Tengo que hacer esos ensayos”, recalcó el cantante.

Jackson amenazó con cancelar el ensayo de ese día, de modo que Murray le dio más lorazepam.Con voz calma y con un ligero acento, Murray le dijo a los detectives que el cantante permaneció despierto y continuó quejándose sobre su falta de sueño.

Murray dijo a los detectives que cedió ante la petición de Jackson por su “leche”, un nombre que, según comentó el médico, el cantante usaba para el propofol, un líquido lechoso.

Al comienzo, el detective Scott Smith se vio confundido por la referencia y preguntó por qué Jackson quería leche fría o caliente. Murray entonces explicó que era un anestésico. Durante el curso de la entrevista, Murray le dijo a la policía que otros médicos le habían suministrado este anestésico en ocasiones anteriores.

Ed Chernoff, abogado de la defensa, dijo a los detectives que Jackson tenía conocimiento de la forma en que se administraba la droga a través de vía intravenosa y dosis determinadas.

Murray dijo a los detectives que tomó todas las precauciones posibles (mantuvo cerca el oxígeno y un equipo de monitoreo de las pulsaciones) y que le advirtió a Jackson de forma constante que la utilización de propofol era una forma artificial de dormir.

Los fiscales aseguran que Murray fue imprudente al suministrarle propofol a Jackson fuera del ámbito hospitalario y sin el equipo de control adecuado.

Murray señaló que antes de aceptar ser su médico personal Jackson le dijo que era posible que necesitara ayuda. El médico indicó que Jackson le dijo que esperaba dormir de 15 a 18 horas cada vez.

Señaló que Jackson le dijo: “No sabe o no entiende que estas horas son largas”.

“Creo que, para usted, eso será demasiado”, dijo Murray. “Lo que el Sr. Jackson sabía es que eso es algo que hacía todos los días”.

Las autoridades sostienen que Murray le dio a Jackson una dosis letal de propofol y otros sedantes mientras intentaba ayudar al cantante. Los abogados de la defensa afirman que Jackson se autosuministró la dosis letal después de que Murray abandonó la habitación.

Murray se declaró no culpable de homicidio involuntario. De ser declarado culpable, se enfrenta a una condena de hasta cuatro años de prisión y la pérdida de su licencia médica.

En la entrevista grabada, Murray recordó cómo el cantante lo buscó a principios del 2009 para ayudarlo a prepararse para la nueva serie de conciertos.

“Recibí una llamada de Jackson en la que me manifestó su alegría de que me uniera al viaje”, dijo Murray. Señaló que no había ningún compromiso hasta ese momento, pero indicó lo impresionado que estaba con el pedido.

“Michael Jackson me pidió que me uniera a su equipo. Estaba hablando con el mismo Michael Jackson”, dijo Murray.

Cuando le preguntaron sobre los arreglos que hizo, respondió “mi intención era que él fuera mi empleador de forma directa”. Dijo que luego supo que el promotor de los conciertos de Jackson, AEG Live, pagaría su salario.

Los testimonios indicaron que Jackson había acordado pagarle a Murray 150,000 dólares por mes.

En su testimonio anterior a la cinta, señaló Smith, el caso no había sido clasificado como homicidio antes de que Murray hablara y se estaba tratando como la investigación de una muerte, posiblemente por causas naturales.

Más de siete meses después de la entrevista de Murray con los detectives, el médico fue acusado de homicidio involuntario.