No a venta de alcohol

Será prohibido en cajas automáticas de autoservicio

SACRAMENTO.- A partir del 1 de enero de 2012, termina la venta de alcohol en cajeros de autoservicio automático y todas las compras tendrán que hacerse directamente frente a un empleado en las cajas de las tiendas, a fin de evitar que los menores de edad y las personas intoxicadas tengan acceso.

Una nueva ley en California, la AB183 de la asambleísta demócrata de San Francisco, Fiona Ma, asegurará que los menores de edad no adquieran alcohol a través de los cajeros de autoservicio y que cualquier persona tenga que ver cara a cara a un empleado, mostrar su identificación y verificar su estado de sobriedad.

“Esta es una victoria muy rara porque casi todas las medidas en contra del alcohol son derrotadas en California”, dijo Jorge Castillo, portavoz de Alcohol Justice, una organización que participó en la campaña por esta ley desde hace tres años. “Esta ley es un buen ejemplo de prevención del alcohol entre los jóvenes y las personas que ya están muy intoxicadas y establece que se venda sólo cuando hay interacción entre comprador y vendedor como ocurre con el tabaco y las pinturas con rociadores”, precisó.

La nueva ley fue patrocinada por la organización Madres en contra de Manejar Borracho (MAAD), la Asociación de Jefes de Policía de California y los Bomberos Profesionales de California.

En los últimos años, los cajeros automáticos para la compra de alimentos y otros productos han proliferado por todas partes. La cadena de supermercados Fresh and Easy es la única en el estado que tiene sólo cajeros automáticos de autoservicio para cobrar a sus clientes, aunque hay muchas otras cadenas de supermercados que combinan este tipo de cajeros automáticos con las cajas donde si hay un empleado.

Durante el debate de la ley en la legislatura, Fresh and Easy se opuso a la medida bajo el argumento de que iba contra el avance de la tecnología y que además las pruebas que detectaron fallas al momento del alcohol no eran correctas; mientras que el Sindicato United Food and Comercial Workers que representa a los empleados de las cajas de los supermercados apoyaban la medida pues aseguraban que los cajeros de autoservicio desplazan a los trabajadores.

“Se supone que cuando quien pretende comprar el alcohol es un menor, debe sonar un alarma pero 20% de las veces el sistema falla; y en un 70% es fácil de robar”, observó Castillo.

Un estudio de la Universidad de California de Los Ángeles, UCLA, mostró que 20% de los jóvenes pudieron anular los cajeros de autoservicio escaseando otros productos o pasando tarjetas de crédito. Por otro lado, un estudio de la San Diego State University (SDSU), encontró en un periodo de dos semanas de junio de 2010, un fracaso de 78% en pedir una identificación en 216 cajeros automáticos de tiendas en los condados de San Diego, Orange, Los Ángeles, Riverside y San Bernardino.

El ex gobernador Arnold Schwarzenegger había vetado esta medida en 2010.