Noche mágica del Barsa

Con triplete de Messi, aplasta 8-0 a Osasuna

BARCELONA, España (EFE).- El Barsa volvió por sus fueros, concretamente en el acierto de cara a gol, ya que su juego no ha perdido brillantez desde que arrancó este año, y avasalló a Osasuna (8-0), al que dejó noqueado en la primera parte (5-0), con otra actuación estelar del argentino Lionel Messi, quien marcó un “hat-trick”.

Nueva exhibición del Barcelona en la primera parte, la que resolvió con un 5-0 tras 45 minutos de cine, algo que ya se ha visto en otras ocasiones esta temporada, aunque con marcadores no tan contundentes, como ante Villarreal.

Con eso, los blaugrana demostraron que están bien, que no pasa nada, y así lo destacó Pep Guardiola, quien aseguró que el día que vea a sus jugadores “con la barriga llena” lo reconocerá, en relación a las dudas generadas tras los dos empates seguidos ante el Milan y la Real Sociedad, los que el equipo se sacudió con la abultada goleada de ayer.

“El día que vea que no corren, que tienen la barriga llena, me sentaré aquí para decirlo. Cuando juguemos mal, créanme que llegaré aquí y lo diré. Pero no tenía esa sensación”, dijo el técnico tras el juego en el Camp Nou.

Osasuna se plantó frente a un equipo que volvió a experimentar con tres defensas (Mascherano, Puyol y Abidal), y presionó arriba para impedir que los barcelonistas no tuvieran el balón con facilidad.

No lo hizo del todo mal, y en una acción al minuto 2, Osasuna robó la pelota a Abidal, y Raúl García se encontró con un balón franco, pero no tuvo puntería. Fue lo poco que produjo el equipo rojillo ante la meta de Valdés. Al margen de eso, Osasuna vivió casi encerrado en su área.

Barsa hizo el 1-0 en un excelente pase del activo Alves a Messi al minuto 5; ocho después puso el 2-0, esta vez tras una combinación entre Messi y Cesc, en la que el catalán remató de volea.

El partido, como se esperaba, cayó en el ritmo que marcó un Barsa con cuatro volantes (Sergio, Xavi, Thiego y Cesc) que no permitieron a sus rivales ni oler el balón. Un nuevo recital azulgrana de control del juego.

Poco antes de la media hora, El meta Andrés Fernández negó el tercero a Cesc y, al 29′, Messi remató de cabeza y el balón se estrelló en el poste.

Barcelona volvió a tener unos minutos de esplendor en los que acabó a su rival, del 34′ al 41′, marcando tres goles.

El primero, de Villa, que se estrenó en la Liga (3-0); el segundo también lo pudo haber anotado el asturiano, pero al final fue Raúl García, con autogol, y finalmente, en la jugada más soberbia del partido, Xavi envió a Cesc dentro del área, éste se sacudió al defensa y dejó el balón en los pies de Messi, quien anotó el 5-0.

Con 5-0, el Barcelona tuvo otro tono en la segunda parte: Messi, al 51′, envió el balón al travesaño, y al 57′, Xavi marcó el sexto, tras lo que dejó su lugar a Puyol.

Osasuna trató de reaccionar e incluso marcó un gol, pero fue anulado por fuera de lugar.

El Barsa cerró su noche mágica con dos tantos más, de Villa, tras regatear al portero (7-0), y el tercero de Messi (8-0), luego de aguantar la salida del arquero y esperar a que éste cayese al suelo.

Con su triplete de ayer, Messi suma ya nueve goles esta temporada en siete partidos oficiales, lo que aventura un ritmo anotador como el del año pasado: 31 goles de Liga, pero 56 en el total de las competiciones oficiales.