Perry criticado en distribución de distritos

Lo acusan de evitar la presencia de latinos en la legislatura

El gobernador de Texas Rick Perry ha estado bajo la mira en su campaña por la presidencia por su apoyo a las tarifas de residente para estudiantes indocumentados en ese estado, pero entretanto, activistas pro latinos indican que el gobernador actuó en contra de aumentar la representación latina en el Congreso y la legislatura de Texas.

“El gobernador refrendó los planes de redistribución de distritos que ahora estamos demandando”, dijo en una entrevista el líder del Grupo Legislativo Latino (MALC) de la Cámara Estatal de Texas, Trey Martinez Fischer.

MALC, junto co MALDEF, Lulac y otros grupos de derechos civiles está interviniendo en dos demandas y acusan al estado de Texas de crear los nuevos mapas de distribución de distritos electorales a expensas de las minorías, a pesar de que casi todo el crecimiento de la población que dio nuevos puestos al estado se debió a las minorías.

“Por primera vez desde los años de la guerra civil Texas tuvo un crecimiento de población de 5.1 millones de habitantes en esta década, según el último Censo”, dijo Martínez Fischer. “65% de ese crecimiento era latino y Texas ganó así 4 nuevos distritos en el Congreso”.

Sin embargo, el plan de distritos aprobado por la legislatura estatal de Texas tanto para los distritos estatales como para los federales no incluye ni un sólo distrito adicional de oportunidad electoral latina, explicó José Garza, abogado principal del grupo de organizaciones de derechos civiles.

El Departamento de Justicia también alega que el mapa aprobado por Texas no cumple con las leyes y la constitución, en particular el Acta de Derechos Civiles, que requiere no diluir el voto de las minorías. La historia de violación de derechos civiles a los votantes en Texas es de tal magnitud, que es uno de los estados del país que antes de implementar un mapa de distritos nuevos, deben obtener la autorización del Departamento Federal de Justicia. En vez de hacerlo, Texas demandó al gobierno federal alegando que su plan es legal. Al mismo tiempo, los grupos han demandado a Texas.

Ambas demandas han retrasado la entrada en vigor de los mapas de distritos, y quizá los tribunales tengan que adoptar un mapa temporal porque la fecha para la inscripción de candidaturas comienza en pocos días.

Hoy se llevará a cabo una audiencia en tribunales, ya que Texas ha pedido un “juicio sumario” sobre su demanda, es decir, que su plan sea aprobado sin ir a demanda.

El estado alega que el plan diseñado por la legislatura – y según reportes de prensa, en discusiones privadas entre congresistas, legisladores y el gobernador Perry- no viola los derechos de los latinos o afroamericanos.

“Nosotros, sin embargo creemos que estos mapas fueron adoptados con la intención de excluir a las minorías con un objetivo político, porque los nuevos distritos representados son republicanos y de mayoría anglo”, dijo Garza a La Opinión.

El gobernador Perry ha alegado que los mapas son legales y que se ciñen a la letra de la ley.

Pero, señala Garza, si el crecimiento de Texas se debió principalmente a la población latina, “cómo es posible que de 4 nuevos puestos del Congreso todos están en distritos anglos? Cuando empezamos, los latinos tenían 7 distritos de 32 que tenía Texas en el Congreso y ahora seguimos teniendo 7 distritos, de 36”.

No fue posible obtener una respuesta de la oficina del gobernador hasta el cierre de esta edición.