¿Se casó por… amor?

l Kim Kardashian aseguró ayer que se casó con el jugador de baloncesto Kris Humphries “por amor”, poco después de estallar el escándalo sobre su divorcio que pone fin a 72 días de matrimonio. “Todo lo que hago es por amor”, dijo Kardashian al Canal 10 de la televisión australiana, al considerar como “ridículas” las insinuaciones de que su sonado matrimonio fue solamente por dinero y como parte de un espectáculo mediático. Para ella escuchar este tipo de rumores “fue la parte más difícil”, dijo la modelo, una de las protagonistas del reality show Keeping up with the Kardashians, quien llegó ayer a Sidney. Kim Kardashian también confesó que ella se dio prisa en contraer matrimonio porque quería “con todo su corazón y alma” tener “una familia y bebés”, y agregó que donará el dinero y los regalos de su boda a la organización caritativa Dream Foundation. “Quizás me apresuré en hacer algo que va a decepcionar a mucha gente”, acotó Kim Kardashian en un comunicado citado por el diario local Daily Telegraph. La que es también uno de los rostros más populares de las revistas del corazón nacionales vestía a su llegada a Sidney una chaqueta negra, gafas oscuras y zapatos de tacón, sin embargo ya no llevaba el anillo de compromiso de diamantes ni la alianza que le entregó Kris Humphries, jugador del New Jersey Nets en la liga NBA. Kim Kardashian y su hermana Khloe han viajado a Australia para presentar una colección de bolsos en la cpital de Australia y mañana mismo tienen previsto viajar a Melbourne. La multimillonaria modelo se casó en agosto pasado con Kris Humphries, en Montecito (California), tras seis meses de noviazgo en una ceremonia que se emitió por TV. AP