Texas tendrá una unidad montada

La Patrulla Fronteriza iniciará patrullaje en la zona con seis caballos

MCALLEN, Texas (AP) .- La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos está volviendo a sus raíces en el Valle del Río Grande, donde entrena a seis caballos cimarrones para llevar a agentes en patrullas montadas.

La mayoría de los agentes montaban a caballo cuando nació la Patrulla Fronteriza en 1924 para luchar contra la importación ilegal de alcohol desde México.

Hoy, las autoridades los ven como un complemento ideal para las patrullas motorizadas a lo largo del remoto y a veces accidentado terreno fronterizo, informó The Monitor de McAllen (http://bit.ly/njD58r ) en su edición del domingo.

La patrulla del Sector del Valle del Río Grande adoptó a los animales, conocidos como mustangs, del programa de reubicación de caballos salvajes de la Oficina de Administración de Tierras de Estados Unidos.

La Patrulla Fronteriza los entrenó para ser montados y para mantener la calma cuando hay ruidos fuertes de helicópteros, vehículos todoterreno, perros de patrulla y disparos.

La supervisora de la unidad montada Mary Olivares dijo a The Monitor que los caballos “permiten a los agentes trabajar en áreas que no son accesibles para vehículos”.

Por otro lado, dijo, los caballos son más sigilosos que los vehículos motorizados y son capaces de estar quietos por largos periodos detrás de los arbustos para permitir que los inmigrantes o contrabandistas se acerquen y las situaciones se desarrollen.”Estos animales son muy sigilosos. En comparación con un vehículo todoterreno o una camioneta, se puede avanzar hasta un sospechoso y ellos no los escuchan aproximarse”, dijo Olivares.

Los caballos no son utilizados para persecuciones, pero su capacidad de detección temprana permite a sus agentes pedir refuerzos antes y más eficazmente, lo que acaba con muchas persecuciones a pie antes de que siquiera empiecen.