Un buen hogar para los niños

Muchos optaron por Vermont por ser un lugar ideal para la familia

BURLINGTON, Vermont – Aunque no ocurre de forma masiva, para algunos latinos Vermont se ha convertido en el sitio ideal para criar a sus hijos o emprender un negocio.

Para la artista plástica Marita Gracia Canedo, de 33 años, la ciudad de Essex Junction, ubicada a sólo 15 minutos de Burlington, a donde ella se mudó hace un año, tiene mucha similitud con la ciudad donde nació, La Paz, Bolivia.

“Está rodeada de montañas y en esta época del año el clima es el mismo, tenemos mucha naturaleza y en las noches el cielo se ve totalmente estrellado”, dice la artista, que es madre de cuatro hijos.

Decidió mudarse a Vermont porque a su esposo le ofrecieron un trabajo como profesor de Estudios Latinoamericanos y Español en la universidad de Saint Michael, “pero también lo elegimos porque nos pareció ideal para criar a nuestros hijos, además, tenemos la tendencia de la onda verde y lo orgánico, mejor no pudimos elegir”, exclama.

Una de las cosas que más le ha llamado la atención a la artista, que actualmente expone varias de sus obras en la galería de arte Vcam, es que se ha encontrado con familias hispanas de diferentes nacionalidades que, como ella, tienen el mismo interés en dar a sus hijos la paz y naturaleza que brinda Vermont.

Cuando Theresa Bertram, una méxicoamericana de 42 años, de tercera generación, decidió abrir un restaurante de comida mexicana en Vermont, lo hizo porque el estado “me ofrecía no sólo la posibilidad de criar sanamente a mi hijo de 14 años sino también una buena oportunidad comercial y porque los ingredientes que uso en mi comida son de las granjas locales, absolutamente frescos”.

Nacida en California, su madre, desde pequeña, le transmitió las recetas culinarias de su abuela. Y aunque admite que se crió en un ambiente totalmente anglosajón, el gusto por la comida y la habilidad para cocinar exquisitos platillos es la parte de mexicana que tiene muy bien definida.

El restaurante, al que bautizó El Gato Cantina para que la palabra fuera fácil de pronunciar en cualquier idioma, funciona desde hace pocas semanas en la calle Church, la vía peatonal más popular del centro de la ciudad.