Una lluvia de accidentes en las carreteras

Por lo menos una muerte se registra en las autopistas del sur de California

Las primeras lluvias importantes que caen en Los Ángeles desde marzo cobraron ayer la vida de una mujer, cuyo vehículo se impactó contra un camión de carga en la carretera 605, a la altura de la ciudad de Cerritos, y dejaron heridas a varias personas en choques automovilísticos.

La Patrulla de Carreteras de California (CHP) informó que el fatal accidente ocurrido en el lado de dirección norte de la autopista 605, cerca de la salida de la Calle South, aún seguía bajo investigación. La mujer murió antes de que los paramédicos llegaran al lugar. El choque fue reportado a las 10:15 a.m., cuando los servicios de emergencia de la region no paraban de atender llamadas por percances en las carreteras.

En tan solo dos horas, de 6:00 a 8:00 a.m., la CHP respondió a 66 reportes en el área de Los Ángeles, casi el doble de los atendidos una semana anterior. Al mediodía, la página electrónica de la corporación se renovaba constantemente para notificar un nuevo incidente.

Uno de éstos involucró a un camión de carga, que se volcó en una conexión de la autopista 210 y dejó herida a una persona. Hasta el cierre de esta edición, la CHP no tenía la cantidad exacta de lesionados debido a las difíciles condiciones del pavimento.

“Desafortunadamente cuando llueve, en los primeros minutos los aceites y grasas salen a la superficie y ponen la carretera muy resbalosa”, explicó Vicente Ramírez, vocero de CHP. “Todo depende del conductor; con más velocidad hay más probabilidad de que ocurra un accidente”.

El Departamento de Bomberos de Los Ángeles (LAFD) también tuvo un día muy ocupado, aunque no recibió reportes de incidentes en los ríos, ni de deslaves en las montañas. Ayer por la tarde, sin embargo, había recibido 73 llamadas por choques, una cifra cercana a las emergencias que observa cada 24 horas.

El choque más aparatoso al que respondió ayer se registró entre un camión de carga y una camioneta utilitaria (SUV), en la conexión de las autopistas 5 y 118 en el Valle de San Fernando. Dos personas resultaron heridas. En otro incidente, un árbol cayó sobre un vehículo estacionado en Benedict Canyon, en las montañas del oeste de la ciudad. “Una persona estaba dentro del coche pero no le pasó nada”, dijo Patrick Butler, capitán del LAFD.

Las autoridades sanitarias emitieron ayer una alerta, extensiva hasta el próximo sábado, por la basura y bacterias acarreadas por las lluvias a las playas del condado. “Aconsejamos a nadadores y surfistas que se mantengan alejados de los desagües pluviales, arroyos y ríos porque existe la probabilidad de que bacterias y productos químicos de los desechos y la basura puedan contaminar el agua y las personas puedan enfermar”, advirtió Jonathan Fielding, director del Departamento de Salud Pública del condado.