Una mano de ayuda para los salvadoreños

Hoy continuarán con las donaciones de productos no perecederos

En las bolsas de plástico que suelen utilizar para la basura, Marvin Ávalos y Mario Cardoza llevan ropa, zapatos y cobijas. Es la donación que este par de jóvenes decidieron hacer ayer para ayudar a los salvadoreños en desgracia.

Uno es de Chalatenango y el otro de Sonsonate, los dos están preocupados por la situación que atraviesan sus paisanos que recientemente fueron afectados por las copiosas lluvias que azotaron al país centroamericano el mes pasado.

Por eso Marvin y Mario acudieron al Festival Unidos por El Salvador, que este domingo continuará recabando donaciones de productos no perecederos para enviarlos a las comunidades más necesitadas.

“Son cosas que a nosotros nos sirven, pero de seguro serán más de utilidad para ellos (los damnificados); ni siquiera comida tienen, están peor que nosotros”, mencionó Marvin.

La Depresión Tropical 12E de mediados de octubre dejó al menos 34 muertos, devastó una gran parte de los campos de cultivo, dañó infraestructura carretera y mermó las condiciones de vida de unos 300 mil salvadoreños.

Tal fue la devastación que Naciones Unidas ha convocado a la comunidad internacional a donar recursos por 15.7 millones de dólares para ayudar a los damnificados.

Pero mientras los países ricos deciden ofrecer su ayuda, en Los Ángeles la comunidad salvadoreña a través de las organizaciones Unidos por El Salvador y Fundación Nuestro Acajutla inició con la recepción de donaciones para enviarlas vía marítima.

“Lo queremos enviar a la costa, lo que es La Libertad y Ahuachapán, y distribuirla donde la misma gente nos diga, a los pueblitos donde el gobierno no está ayudando”, comentó Tim Ventura, representante de Nuestro Acajutla.

Nixon Hernández, vocero de Unidos por El Salvador, comentó que están recabando ropa, juguetes, pañales, todo lo que pueda servir para los damnificados.

“Queremos llevar un contenedor lo más pronto posible, llegar a los pueblos donde no está llegando el gobierno”, dijo Hernández.

El Festival se lleva a cabo sábado y domingo de 11:00 de la mañana a 8:00 de la noche y ofrece números musicales gratuitos para los asistentes, además de vender comida tradicional salvadoreña para pasar un buen rato mientras ayudan a sus paisanos.

Este domingo está programada la presentación de la Sonora Dinamita, Estilo, Furia Nueva y Chema, entre otros.

El lugar: la esquina de Washington y Vermont, en el negocio de venta de autos WaMo.

La garantía para quienes colaboran, aseguró Hernández, es que las donaciones llegarán a la gente más necesitada y que no se quederán guardadas en bodegas del gobierno.