Capturan supuesta mano derecha de “El Chapo” Guzmán

Por Ovidio Limón Sánchez se ofrecía una recompensa de $5 millones

México – Las autoridades mexicanas detuvieron a Ovidio Limón Sánchez, acusado de ser uno de los principales operadores del cártel de Sinaloa, liderado por el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, y por quién las autoridades estadounidenses ofrecían una recompensa de $5 millones.

El portavoz de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el coronel Ricardo Trevilla, indicó hoy que la captura del sospechoso se efectuó ayer en la ciudad de Culiacán, capital del estado mexicano de Sinaloa (noroeste).

Sobre Limón Sánchez, un hombre poco conocido en México, pesaba desde 2007 una orden de detención provisional con fines de extradición hacia EE.UU., donde lo busca la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA) por el delito de tráfico y distribución de cocaína.

La Sedena entregó hoy al detenido a la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía federal) en un hangar del aeropuerto internacional de Ciudad de México.

El coronel Trevilla explicó que la captura del presunto narcotraficante fue resultado de “actividades de explotación de información y seguimiento” realizadas por soldados de la IX Zona Militar en Culiacán, la capital del estado de Sinaloa.

Las tropas del Ejército mexicano establecieron “tres círculos de seguridad con diversas unidades” en torno al lugar en el que se hallaba el delincuente, “con la misión de identificar e interceptar” a Limón Sánchez, manifestó el militar.

Los uniformados lograron la detención del presunto narcotraficante sin realizar “un solo disparo”, subrayó el mando castrense.

La Sedena detalló que el capturado administraba el tráfico de cocaína para el cártel de Sinaloa de México a EE.UU., principalmente hacia la ciudad de Los Ángeles y el sur de California, y coordinaba la compra, transporte y distribución de la droga en esa zona del territorio estadounidense.

El arresto “afecta significativamente a la organización criminal Guzmán Loera, en su capacidad de tráfico, operación y trasiego de cocaína”, y “debilita” la capacidad de “obtención de recursos financieros” de esa agrupación, dijo Trevilla.

El cártel de Sinaloa es considerado por las autoridades estadounidense como la mayor organización narcotraficante de México.