Golear, meta de Argentina

Messi, Higuaín y Agüero encabezan poderosa ofensiva ante Bolivia

BUENOS AIRES, Argentina (AP).- Ganar por la mínima diferencia es suficiente. Pero por las dudas, Argentina saldrá con un ataque que tiene más de 500 goles y con Lionel Messi a la cabeza cuando choque con Bolivia hoy por la competencia sudamericana rumbo al próximo Mundial de futbol, Brasil-2014.

Entre Messi, Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero suman 514 goles jugando para sus clubes o bien para la selección, por lo que el técnico Alejandro Sabella decidió ponerlos juntos de entrada.

Sabella, sin embargo, dijo que Agüero estaba en duda por una molestia muscular y que si no juega en su lugar lo hará Javier Pastore.

“Tuvimos un problema con el ‘Kun’ (Agüero), tiene una molestia en el aductor de la pierna izquierda. Está en duda, pero lo vamos a probar para ver como evoluciona, señaló Sabella en reunión de prensa.

Messi (Barcelona, España), considerado el mejor jugador del mundo, e Higuaín (Real Madrid, España) fueron titulares en estas eliminatorias, en las que Argentina venció 4-1 a Chile y perdió 1-0 ante Venezuela.

Pero una lesión de Angel Di María (Real Madrid) le abrió las puertas a Agüero (Manchester City, Inglaterra) para que Sabella arme ese tridente en los papeles de lujo que tratará de asestarle a Bolivia su tercera caída seguida tras sus derrotas 4-2 con Uruguay y 2-1 ante Colombia.

“Hay que ser inteligentes para atacar; no alcanza con sumar gente”, reconoció Higuaín, que con tres goles es el máximo artillero de estas eliminatorias

“Tenemos el mejor jugador del mundo y a los dos goleadores (Agüero e Higuaín) de las ligas de Europa, la envidia de cualquier equipo”, dijo el arquero Sergio Romero. “Hay que saber aprovecharlos porque pueden resolver el partido en un segundo”.

Con Javier Mascherano en el centro de la cancha, Messi-Higuaín-Aguero tendrán como principales abastecedores a Fernando Gago y Alvarez, éste último confirmado como titular ayer por Sabella.

La vocación ofensiva de Argentina es clara. Pero habrá que ver si con eso alcanza para vulnerar a una Bolivia cuyo objetivo es defenderse y sorprender de contragolpe.

“No hay secretos, nuestro éxito ante Argentina dependerá de nuestra defensa”, dijo el técnico de Bolivia, el argentino Gustavo Quinteros.

Quinteros, no obstante, se mostró convencido que Bolivia podrá salir beneficiada si Argentina ataca con todo, ya que su equipo aprovecharía los espacios que queden libres en la mitad de la cancha.

Allí estarían el brasileño nacionalizado Edivaldo Rojas y al paraguayo naturalizado Pablo Escobar, con Rudy Cardozo delante de ellos, para abastecer al solitario hombre de punta que sería Marcelo Martins, una vieja pesadilla para los Albicelestes e integrante de Bolivia en los dos últimos choques sin derrotas ante Argentina.