Belén canta a los que amó

En su nuevo disco, la intérprete española homenajea a autores importantes en su carrera

MADRID, España (EFE).— Ana Belén homenajea en su nuevo disco, A los hombres que amé, a los autores trascendentes en su carrera musical, quienes durante muchos años le han “regalado canciones” y a los que ha querido hacer un “agradecimiento público”.

A los hombres que amé, que se publica en España el martes, es un “agradecimiento público” a compositores como Joaquín Sabina, Miguel Ríos, Kiko Veneno y Pedro Guerra, que durante muchos años le han “regalado canciones”, con los que “incluso” ha compartido escenario y que, “en algunos casos, también son amigos”.

En total, son catorce los autores homenajeados, nombres que tenía muy claros, no así las canciones, que escogió, según explicó, guiada por “la emoción y el corazón” y que dio lugar a versiones en clave de jazz, blues o son de piezas como El breve espacio en que no estás de Pablo Milanés, Las cuatro y diez de Luis Eduardo Aute y Cançó de matinada de Joan Manuel Serrat.

Entre todos ellos, no podía faltar su compañero de correrías vitales y artísticas, Víctor Manuel, del que dice que, “sin él, hoy estaría hablando de teatro, pero no de música”.

“Yo he sido cantante por él”, insiste esta actriz y cantante que comenzó en el mundo artístico como niña prodigio en la película Zampo y yo y que aparcó durante años su vertiente musical.

“Fue él quien me impulsó, quien me escribió un repertorio de canciones para que volviera a cantar pasada mi etapa de niña cantante y me quitó los miedos a la industria musical”, aseguró la intérprete de éxitos como El hombre del piano,

Agapimú y Lía.

Otro de los hombres importantes de este disco que trascienden lo meramente musical es su hijo, David San José, quien por primera vez ejerció las labores de productor en uno de sus discos.

“Lo ha hecho muy bien. A mí me ha ayudado muchísimo y el trabajo ha sido muy fácil”, dice al respecto.

Tras una vida caracterizada por el compromiso político y social, Ana Belén asiste con “gran esperanza y expectación” al movimiento de protesta del 15-M, pues considera “muy necesario que la gente diga lo que quiere decir en la calle” y que “la política se regenere, porque es muy importante creer en los políticos”.

Al preguntarle cómo se siente ella, que integró junto a otros muchos artistas una plataforma de apoyo a José Luis Rodríguez Zapatero durante sus campañas a la presidencia del gobierno español, en 2004 y 2008, comenta que ha vivido “tantos momentos jodidos de este país”, que no puede estar ni desengañada ni desencantada.

“Me gustaría que las cosas fuesen de otra manera, que tanta gente no estuviera pasándolo tan mal, pero no oirás decir de mi boca que estoy desengañada o desencantada”, sostiene.

Leonard Cohen, Stevie Wonder y Caetano Veloso serían los autores, dice, que compondrían otro disco, uno hipotético llamado Los hombres a quienes querría haber amado.

“Si nos ponemos a soñar, yo soy la mayor ‘Antoñita la Fantástica’ del mundo”, prosigue Ana Belén, quien confiesa que, en su disco de duetos Mírame (1997), atesoró muy de cerca la posibilidad de colaborar junto al mencionado Wonder o Sting.

“A mí me gusta mucho compartir. Yo los momentos en que he sido más infeliz en el escenario, a pesar de pasármelo muy bien, ha sido cuando he estado sola”, confiesa esta artista, que rehuye del término “diva” porque, señala, te aleja de la gente.