Cae otro aliado de ‘El Chapo’

Ovidio Limón Sánchez es señalado como uno de los cabecillas del cártel de Sinaloa

MÉXICO, D.F. (EFE).- Las autoridades mexicanas detuvieron a Ovidio Limón Sánchez, acusado de ser uno de los principales operadores del cártel de Sinaloa, liderado por el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, y por quien las autoridades estadounidenses ofrecían una recompensa de 5 millones de dólares.

El portavoz de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el coronel Ricardo Trevilla, indicó ayer que la captura del sospechoso se efectuó el miércoles en la ciudad de Culiacán, capital de Sinaloa.

Sobre Limón Sánchez, un hombre poco conocido en México, pesaba desde 2007 una orden de detención provisional con fines de extradición hacia Estados Unidos, donde lo busca la Oficina Federal contra el Narcotráfico (DEA) por el delito de tráfico y distribución de cocaína.

La Sedena entregó ayer al detenido a la Procuraduría General de la República (PGR) en un hangar del aeropuerto internacional de Ciudad de México.

El coronel Trevilla explicó que la captura del presunto narcotraficante fue resultado de “actividades de explotación de información y seguimiento” realizadas por soldados de la IX Zona Militar en Culiacán.

Las tropas del Ejército mexicano establecieron “tres círculos de seguridad con diversas unidades” en torno al lugar en el que se hallaba el delincuente, “con la misión de identificar e interceptar” a Limón Sánchez, manifestó el militar.

Los uniformados lograron la detención del presunto narcotraficante sin realizar “un solo disparo”, subrayó el mando castrense.

La Sedena detalló que el capturado administraba el tráfico de cocaína para el cártel de Sinaloa de México a Estados Unidos, principalmente hacia la ciudad de Los Ángeles y el Sur de California, y coordinaba la compra, transporte y distribución de la droga en esa zona del territorio estadounidense.

El arresto “afecta significativamente a la organización criminal Guzmán Loera, en su capacidad de tráfico, operación y trasiego de cocaína”, y “debilita” la capacidad de “obtención de recursos financieros” de esa agrupación, dijo Trevilla.

El cártel de Sinaloa es considerado por las autoridades estadounidense como la mayor organización narcotraficante de México.

Por otra parte, soldados detuvieron a cinco presuntos integrantes de la organización criminal Los Zetas, uno de los cuales es el supuesto encargado de pagar la nómina de ese grupo narcotraficante en una veintena de municipios del estado de Nuevo León, informó ayer la Secretaría de Marina-Armada (Semar).

La detención tuvo lugar gracias a una denuncia anónima, que alertaba sobre “movimientos sospechosos de personas armadas” en el barrio Hacienda Las Palmas, en el municipio de Escobedo, en Nuevo León, indicó el organismo en un comunicado.

Los soldados de la Semar llegaron al lugar en donde vieron dos vehículos estacionados frente a un domicilio y desde uno de ellos descendió un hombre armado que intentó esconderse en la vivienda al ver a los militares.

Las fuerzas castrenses persiguieron al sospechoso y lograron la detención de Juan Carlos Morales Magallanes, alias “Charly”; Karla Viridiana Santos Mar, “La Mapacha”; y de tres “auxiliares contables” identificados como Mónica Maribel Parra Mendoza, alias “Andrea”; José Refugio López Reyna, “Morado”, y Luis Enrique de la Garza López, “Ramas”, de 22.

Según la Semar, Morales Magallanes, de 26 años, es un contador que “tenía a cargo la elaboración y pago de nómina de dicha estructura criminal principalmente en el área metropolitana de Monterrey, capital de Nuevo León, y una de las ciudades más importantes del país.

La inteligencia militar considera que “Charly” se encargaba de la nómina en los municipios de Ciénega de Flores, China, Santiago, Monterrey, Villa García, General Escobedo, Allende, Marín, Apodaca, Montemorelos, entre otros.

En tanto, la Semar aseguró que Santos Mar, de 28 años, era la supuesta encargada de arrendar inmuebles para el grupo criminal, adquirir vehículos, pagar servicios y colaborar en la contabilidad de las nóminas de pago en Nuevo León.

En el operativo los soldados decomisaron un arma corta y dos largas, tres granadas de fragmentación, nueve cargadores, 249 cartuchos de diferentes calibres, un tubo silenciador, 249 dosis de cocaína, dos vehículos, 2,06 millones de pesos (unos 152,600 dólares) y 2,000 dólares en efectivo.

Todos los detenidos fueron puestos a disposición de la PGR.

El grupo criminal Los Zetas concentra su poder principalmente en el noreste de México, en estados como Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y San Luis Potosí.

Por otor lado, el Ejército mexicano capturó en diversos operativos a seis presuntos miembros de Los Zetas, entre ellos a Hugo Iván Santos Doria, “El Monky”, quien participó en el atentado del Casino Royale en Monterrey donde fallecieron 52 personas, informaron ayer fuentes oficiales.

La Sedena precisó en un comunicado que Santos confesó pertenecer a una célula del grupo delictivo Los Zetas y “haber participado como informante durante el atentado al Casino Royale”, ocurrido el pasado 25 de agosto en Monterrey.

Santos, que fue capturado el pasado 9 de noviembre en un barrio de Monterrey, admitió haber participado en uno de los atentados fallidos contra el alcalde del municipio de García, Jaime Rodríguez, en febrero pasado, así como en otros hechos delictivos.

En otro operativo ese mismo día, los militares detuvieron a Ricardo Vázquez Díaz, “El Pelón”, quien confesó ser de Los Zetas y de haber participado el pasado lunes en el asesinato de un policía que cuidaba la casa de un exfuncionario y haber disparado contra una mujer, solo porque estaba llamando por un teléfono móvil y quien se encuentra muy grave.

“El Pelón” mencionó haber participado en 15 asesinatos más contra miembros del cártel del Golfo, algunos de los cuales fueron colgados de puentes de la zona metropolitana de Monterrey.

Además, en un municipio rural aledaño, las fuerzas armadas capturaron a otros cuatro pistoleros después de un tiroteo en donde resultaron heridos dos de los presuntos delincuentes.