Un sueño hecho realidad

Make A Wish Foundation ha hecho posible el deseo de esta niña

Para muchas familias latinas la fiesta de quince años de una hija es un festejo esperado ansiosamente. Pero para la familia Maceda, de Whittier, tendrá un significado muy especial. Será poder ver realizado el sueño de su hija Diana, quien sufre de una enfermedad poco común y que hoy celebra sus quince.

Según cuentan, Diana era una niña despierta y activa, pero a la corta edad de 3 años, las cosas cambiaron drásticamente.

“Empezaron a aparecerle moretones en el cuerpo y a sangrarle las encías. La gente pensaba que la golpeaban en casa por los moretes tan evidentes”, recuerda María Peña, la dedicada madre de Diana, quien desde hace 12 años ha tenido que resignarse a aceptar que su hija tiene una enfermedad que no solo pone en peligro su vida, sino que no existe cura para ella. Este padecimiento se conoce como Idiopathic Thrombocytopenic Purpura (ITP), un desorden sanguíneo que ataca al sistema inmunológico.

“Cuando la diagnosticaron con esta ITP, era la tercera niña con este padecimiento en la historia del Children’s Hospital de Los Angeles“, comentó el padre de Diana.

“Le ha complicado su vida como mujercita, porque es muy sensible, llora fácilmente o se pone histérica por el medicamento, pero en general es una niña alegre y muy amada”, asegura Peña mientras coordina los últimos detalles de la fiesta de quince años de Diana, el que es su más grande deseo.

La oportunidad de cumplir este deseo se presentó hace 4 años, gracias a la fundación Make- A-Wish de Los Ángeles, la cual realiza 400 deseos anualmente a niños con enfermedades que ponen en peligro sus vidas.

“Los deseos van desde un paseo por Disneyland, conocer algún famoso o ir de compras”, compartió Steve Vanderpool vicepresidente de comunicaciones de Make-A Wish Foundation of Greater Los Angeles. Tales deseos cuestan un promedio de $7,500 cada uno, y provienen exclusivamente de donaciones privadas. Pero son deseos que valen salvar una vida. La fundación afirma que el 70% de los niños que han ayudado, han mejoran considerablemente.

“Delmis Salazar, por ejemplo es una joven que como Diana, su deseo fue tener una fiesta de quinceañera y 20 años mas tarde, ahora sirve en la fundación” , dijo Bazillia Gutierrez, gerente del servicio de voluntarios para la fundación y quien estuvo a cargo de la realización del deseo de Diana.

“Nada se compara con la alegría de ver la sonrisa de felicidad en el rostro de los niño, como Diana, cuando ven su deseo cumplido”, expresó Gutierrez y alento a personas bilingües como ella a convertirse en voluntarios de esta fundación, “nos hace mucha falta tener latinos entre nuestros voluntarios”.

“En promedio 60-70% de los niños a los que Make-A-Wish Foundation ayuda son latinos”, aseguró Vanderpool. “Conseguir más voluntarios bilingües en español es quizá nuestra necesidad más grande en estos momentos”, agregó.

Con el tema de Alicia en el país de la maravillas, en un salón privado en la ciudad de Cerritos y música de banda, hoy la quinceañera de Diana se convertirá en un deseo complido. “Sabía que mis padres no podrían pagarme una fiesta de este tipo, así que estoy feliz de que la fundación me lo haya concedido”, dijo Diana con una enorme sonrisa en su rostro y confesó que su próximo sueño a cumplir es convertirse en Chef.