Denuncian amenazas a varios inversionistas

Juez ofrece prórroga de plazo previsto para reestructurar la deuda

MÉXICO, D. F. (EFE).- Un juez mexicano a cargo del concurso mercantil de Mexicana de Aviación confirmó ayer que potenciales inversores en la empresa le dijeron que fueron amenazados para desistir en sus planes, y que vence el 15 de noviembre.

“Han acudido ante mí, a mi oficina, a decírmelo. A mí me consta (que ha habido amenazas)”, explicó a la emisora MVS el juez Felipe Consuelo Soto.

El magistrado refirió detalles de esta situación en un informe elaborado el 9 de noviembre, donde señaló que potenciales inversores le contaron que “les hablaron telefónicamente y de manera anónima para intimidarles diciéndoles” que no pusieran su dinero en un fideicomiso para salvar a Mexicana “porque nunca los iban a dejar volar”.

Soto sostuvo que esa puede ser la razón por la que otros grupos de inversores que desde el año pasado analizan invertir en Mexicana, que suspendió operaciones en agosto de 2010 a raíz de una severa crisis financiera, “no han llevado a cabo el fondeo para capitalizar la empresa”.

El juez no supo precisar quién puede estar tras la intimidación, pero aventuró que podrían ser competidores de Mexicana a quienes les interesara quedarse con slots y rutas de la aerolínea que son “muy codiciados”.

La compañía aérea, segunda en importancia en México, está a un paso de la quiebra y tiene hasta el 15 de noviembre para encontrar un potencial inversor que acredite al menos tener 250 millones de dólares para reiniciar operaciones.

Sobre el plazo para encontrar los fondos, Soto dijo estar dispuesto a prorrogarlo siempre y cuando la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se lo solicite una vez acredite que se cuenta con un inversor que tenga el dinero.

Con ese pronunciamiento podría “establecer una prórroga”, adelantó Soto, quien llamó la atención sobre lo complejo del proceso y deseó “una Mexicana volando, fuerte, y con el mayor número de empleos salvados y en crecimiento, por el bien de la nación”.

Ante la misma emisora, el subsecretario (viceministro) para Asuntos Jurídicos de la SCT, Gerardo Sánchez Henkel, dijo que el gobierno “no tiene interés alguno en obstaculizar que Mexicana salga adelante”.

“Lo que necesita Mexicana es reunir los requisitos de ley para el reinicio de operaciones”, entre los que destaca encontrar “un inversionista que tenga recursos”, apuntó.

Acerca de las supuestas amenazas, dijo que, en caso de haberlas conocido, el juez Soto o las víctimas de las mismas deberían haberlas puesto en conocimiento de la Fiscalía.

Sobre el empresario de la minería Iván Barona, quien dice tener 400 millones de dólares listos para reflotar mexicana, señaló que le pidió que rindiera protesta (juramento) de que los fondos existían tras recibir un documento que le generaba dudas, y que el hombre de negocios rehusó hacerlo.

Este día está prevista una nueva reunión encabezada por el secretario (ministro) de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome, con el empresario Barona.

Al encuentro han sido invitados también representantes sindicales de la aerolínea, otros altos funcionarios de la SCT e inversores que impulsan con Barona un nuevo plan de rescate.