Objeto robado que rastrea al que lo compró

Policía arresta a comprador de 'laptop', advierte sobre tales robos

En la esquina de la calles Broadway y Quinta, en el centro de Los Ángeles, un hombre al que apodan “El Pelón” se le acercó a Abimael García para ofrecerle una computadora portátil en 150 dólares.

Era una auténtica ganga, considerando que ese tipo de “laptop” vale al menos 1,500 dólares en las tiendas.

Por la facha de “El Pelón” y el ofrecimiento en lo oscurito, supuso que se trataba de un objeto robado, pero la oferta era tentativa y García, de 29 años de edad, decidió soltar los billetes verdes para llevarse a casa la computadora, una MacBook.

Con lo que Abimael no contaba era que la computadora tenía integrado un software de rastreo que al abrirla tomaba una fotografía de quien la usara y la enviaba a un sistema de registro.

La computadora había sido robado el pasado 22 de octubre de un vehículo estacionado en una calle del Fashion District.

La dueña del aparato, una joven estudiante de USC, llevó la fotografía de quien tenía su MacBook y el mapa donde según el sistema de rastreo o GPS se ubicaba: una casa de la calle Witmer, en el área de Pico Union.

Agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) lograron dar con la ubicación de García y recuperaron la computadora.

Maru Hernández, especialista en sistemas de cómputo, indicó que las nuevas computadoras de la marca Mac, incluyendo el iPhone y el iPad, ya traen integrado ese sistema de rastreo y es muy recomendable para en casos de robo.

El joven fue arrestado por comprar un artículo robado.

El abogado Samuel Paz, experto en asuntos criminales, explicó que es un delito comprar objetos que se sabe son robados y se puede considerar agravado (una felonía) si el artículo tiene un valor superior a los 400 dólares.

El teniente Paul Vernon, jefe policíaco en la jurisdicción centro, alertó sobre los robos de objetos que son dejados en los automóviles, a la vista y tentación de los ladrones.

Maleantes como “El Pelón” hay miles por toda la ciudad, recalcó Vernon, quienes se dedican a asaltar vehículos estacionados para vender o intercambiar por droga lo robado.

“En este caso [García] sabía que la computadora era robada y por eso lo arrestamos”, comentó el jefe policíaco.

El teniente Vernon señaló que los principales objetos que se roban de los vehículos son iPods, cámaras, computadoras portátiles y aparatos de GPS, los cuales suelen venderse en las calles, por lo que recomendó nunca dejar cosas a la vista y cerrar bien el vehículo.

Cada semana, apuntó, entre 80 y 100 ladrones son arrestados por el LAPD.

Sin embargo esa cifra, estimó Vernon, sólo representan uno de cada diez rateros que hay en las calles y que lo hacen para poder conseguir sus dosis.