Caen ‘ángeles’

Modelos de Victoria's Secret muestran lencería en desfile en Nueva York

NUEVA YORK (EFE).— Los famosos y bellos “ángeles” de la firma de lencería Victoria’s Secret se tomaron la semana pasada la pasarela en Nueva York para presentar la nueva colección de ropa interior para Navidad, en uno de los desfiles más esperados en Estados Unidos.

El vibrante desfile, que será transmitido el próximo 29 por la cadena CBS, a cuya grabación asistieron medios de comunicación e invitados, estuvo encabezado por cotizadas modelos, rostros familiares en este evento, como la brasileña Alessandra Ambrosio y la australiana Miranda Kerr.

La lista de modelos brasileñas que desfilaron por la pasarela con los sexy modelos de ropa interior, muchos de ellos adornados con cristales Swarovski, lo completan Adriana Lima, Izabel Goulart, Emanuela de Paula, Flavia de Oliveira y Lais Ribeiro, en un evento realizado nuevamente en una Armería de la Guardia Nacional en Manhattan.

La sudafricana Candice Swanepoel, de 22 años, fue la que inició el espectáculo, en un desfile en que las famosas maniquíes lucieron las populares alas distintivas de la marca -algunas doradas, otras plateadas o multicolor- así como coronas, sombreros, capas y hasta una gigantesca mantilla y, sonrientes y coquetas, saludaron al público y lanzaron besos.

El cantante Kanye West participó este año al que se unió luego en un dúo el también rapero Jay-Z, provocando que el público se pusiera de pie para cantar y bailar al ritmo de la contagiosa música.

Este año hubo un nuevo “ángel”, la puertorriqueña Joan Smalls, que ha modelado para las firmas más conocidas y ha sido rostro para campañas de Estée Lauder y Gucci.

“Es emocionante; tienes una adrenalina que te lleva y creo que por eso hago este desfile. Todavía tengo nervios, pero estoy disfrutando de la primera vez de desfilar aquí”, señaló previo al inicio del evento, cuando las modelos eran peinadas y maquilladas.

“Uno crece viendo esta pasarela y las mujeres tan bellas que se sienten tan cómodas en ropa interior, algo tan íntimo. Para mí es un honor estar aquí”, afirmó Smalls, de 23 años, quien aseguró que no lleva ningún tipo de dietas.

La puertorriqueña confesó que no le puede decir “no al mofongo [cuyo ingrediente principal es el plátano verde frito], a las habichuelas o al arroz con gandules. Como de todo, pero voy al gimnasio tres veces por semana”, indicó al referirse a la comida de su país, mientras era maquillada por Debra Asencio.

Asencio, que durante dos años ha maquillado a las modelos, señaló por su parte que “hay mucha energía, emoción y glamour” en la preparación de uno de los desfiles más famosos.

“Algunas de las modelos son muy amables, otras prefieren sus maquilladoras particulares”, agregó.

Con seis años participando, la brasileña Izabel Goulart es ya una veterana de esta pasarela, para la que dijo “eligen mujeres con gran personalidad, que están contentas con quienes son y con sus figuras”.

“No les importa que estén delgadas o no; por eso estoy contenta en este show, porque no me tengo que preocupar de tener pechos o curvas. En la industria de la moda tienes que ser más delgado y aquí me siento como en casa”, aseguró la conocida modelo, quien sin embargo admitió que aún se pone nerviosa.

“Me pongo siempre nerviosa, pero estoy contenta de desfilar, de llevar mis grandes y bonitas alas. El secreto es pasarlo bien y eso es lo que hago”, aseguró.

El público disfrutará del desfile de lencería el día 29, así como de entrevistas, perfiles y una mirada detrás del escenario.