Comienzan a cortar los árboles secos en Memorial

La vista del parque va a cambiar mucho porque hay zonas donde no van a quedar árboles

Los corredores, ciclistas y familias que gustan de pasear por el parque Memorial tendrán que modificar su recorrido ya que el Departamento de Parques ha comenzado a cortar los más de 3,000 árboles que se secaron durante la sequía que sufrió la ciudad este pasado verano.

Los ruidos de los serruchos y los arboles cayendo al suelo ahora serán parte del ambiente de este inmenso parque en el centro de Houston que antes era espacio de mucha tranquilidad.

Se espera que hasta enero o febrero se terminen de cortar todos los árboles que han sido marcados para ser destruidos.

La vista del parque va a cambiar mucho y es que hay zonas donde no van a quedar árboles. Esto preocupa a las personas que vistan regularmente el parque.

“Está bien que los corten porque pueden convertirse en un peligro pero ojalá que planten más” dijo Carlos Amaya, un corredor que lleva más de 30 años visitando el Memorial.

Los contratistas han comenzado a trabajar en el lado suroeste del parque, específicamente en lo que es el área de picnic, y mientras estén operando en esa zona el acceso estará completamente restringido.

“En los dos días que ya llevamos trabajando llevamos casi 200 árboles cortados pero nos quedan miles”, dijo Eloy Hernández, contratista.

El Departamento de Parques pide que la gente no ingrese a las áreas donde hay cinta amarilla porque los trabajadores no pueden escuchar bien con el ruido de los serruchos y los árboles que cortan cubren distancias considerables.