Todo sobre su hija

l Para Salma Hayek el mayor reto ha dejado de estar en la pantalla grande, pues ahora debe sobreponerse a las exigencias de su hija Valentina, quien la intimida a diario, sobre todo con la idea de actuar. “Me siento intimidada todos los días cuando se levanta esta niña porque me hace cada pregunta…”, dijo Hayek el martes en el DF. “Ella [Valentina] por supuesto quisiera ser actriz desde hoy, pero esto por supuesto no va a suceder”, agregó. Aunque se mostró abierta a responder preguntas sobre su hija, Hayek no entró en detalles cuando le interrogaron sobre la relación de Valentina con su medio hermano Augustin James, fruto de la relación de su esposo François-Henri Pinault con la modelo Linda Evangelista. “Valentina tiene relación con su hermano desde pequeña, desde que es un bebé… A dónde la invita, y a qué le invita es un asunto de niños”, respondió con calma la actriz. Hayek, quien radica en París desde que se casó Pinault, dijo que la violencia que azota a México no le es indiferente. “La situación de la violencia es triste para mí igual que para todos, pero también tengo mucha admiración por el espíritu del mexicano, que sigue tratando, que sueña tan fuertemente con hacer un cambio, el optimismo para mejorar las cosas”, expresó. “Mi corazón está con todos los mexicanos y ese sueño de un México seguro para todos y sobre todo para nuestros hijos”.