Llega un boricua al poder en el condado Lake

Tony Rosado está dispuesto a tomar decisiones díficiles, aunque no sean las más populares.

MASCOTTE – Tal vez no sea el favorito entre algunos residentes hispanos en la pequeña ciudad de 2.8 millas cuadradas en el condado Lake, pero el recién alcalde electo Tony Rosado está dispuesto a tomar decisiones díficiles, aunque no sean las más populares.

El republicano, de 45 años, se convirtió el pasado 8 de noviembre en el primer alcalde puertorriqueño de Mascotte, cuando logró conquistar el 60% del electorado.

Ante sí tiene el reto de evitar acogerse a la bancarrota y enfrentar una deuda de $5 millones.

“Mis ideas son progresistas, no creo en el estancamiento”, expresó Rosado en entrevista con La Prensa.

El próximo 21 de noviembre, Rosado, quien recibió el endoso del Departamento de Bomberos, juramentará oficialmente como alcalde.

Un 43.9% de los habitantes de Mascotte son hispanos, en su mayoría procedentes de México, de acuerdo con cifras del censo.

“Hubiera preferido que fuera un mexicano”, opinó Gabriela Gámez, propietaria de Los Compadres Meat Market. “Tampoco habla bien el español”.

Y es que, Rosado llegó a Estados Unidos cuando tenía sólo 7 años.

“Entiendo y hablo el español, pero no una conversación completa”, admitió.

Aún así, dice sentirse puertorriqueño de “pura cepa”.

De su niñez recuerda paseos con sus padres por la playa y la última vez que visitó la isla en 1989, durante los estragos del huracán Hugo para servir de voluntario.

“Estuve tres semanas trabajando con la Cruz Roja Americana y el servicio de emergencias en las tareas de rescate”, explicó.

Vivió toda su adolescencia y adultez junto a su familia en San José, California, hasta llegar a Mascotte en el 2007, siete años después que sus progenitores se radicaran allí.

“Me motivó la idea de criar a mis hijos en un pueblo pequeño”, sostuvo.

Natal de Bayamón, Rosado, es además, el primer alcalde boricua en todo el condado Lake y el hispano número 13 en toda la Florida.

La vida de Rosado no solamente dio un giro profesional al alcanzar una de sus aspiraciones políticas, sino también a nivel personal.

Por los últimos 11 años de su vida, Rosado crió a sus hijos solo, hasta que encontró a Denise Bosler, con quien está comprometido en matrimonio.

Una campaña polémica

Durante la campaña política por el escaño a la Alcaldía, en contra del mexicano Feliciano Félix Ramírez, Rosado recibió cuatro amenazas por escrito.

“Fue un tiempo sumamente difícil para mí y para mi familia”, recordó Rosado. “Mis hijos recibieron insultos hasta en la parada del autobús escolar”.

Desde entonces, una patrulla de policía se mantiene vigilante frente a su vivienda.

El concejal Rick Roderick respaldó a Rosado desde el principio.

“Él es la persona ideal para el cargo. Es un líder y muy humano”, señaló Roderick. “Él representa la ciudad en muchos aspectos”.

Sin embargo, Ramírez, su pasado oponente, pastor de una de las iglesias más grandes de la ciudad, cuenta con el apoyo y la admiración de la comunidad migrante.

Ramírez trabajó desde niño en diferentes zonas agrícolas del país hasta graduarse de la universidad.

Además fungió cuatro años como concejal municipal y dos como alcalde.

Pero a Ramírez lo alcanzó un nube de controversia, cuando salió a relucir que tres miembros de su familia se postularon para varias sillas del concejo municipal.

“No podíamos permitir que una sola familia monopolizara esta ciudad”, respondió Rosado al respecto.

En cada rincón de Mascotte, el tema del momento sigue siendo la elección del nuevo alcalde.

Pero en el salón de belleza Princesa, el tema es uno prohibido.

“Ambos vienen a aquí a recortarse y son mis clientes”, dijo la cosmetóloga María Jiménez. “Aquí no se habla ni de religión, ni de política”.