Margarito en el limbo

Hoy decidirán si puede enfrentar a Cotto en Nueva York

NUEVA YORK.- La revancha entre Miguel Angel Cotto y Antonio Margarito está en manos de la Comisión Atlética del Estado de Nueva York.

En audiencia pública fijada para hoy a las 11:00 a.m., la Comisión decidirá si otorga o no la licencia a Margarito. La pelea está fijada para el 3 de diciembre en el Madison Square Garden.

La Comisión Atlética negó inicialmente la petición del mexicano, presentada el 31 de octubre pasado, por razones médicas y no por el asunto del vendaje alterado hace dos años en California.

La negativa inicial de la Comisión Atlética de Nueva York de otorgar la licencia a Margarito buscaría proteger la salud del púgil de Tijuana, quien se ha sometido a dos cirugías para reparar el daño causado en la paliza que le propinó el filipino Manny Pacquiao hace poco más de un año en Dallas.

En esa pelea del 13 de noviembre del 2010, su último combate, el “Tornado de Tijuana” sufrió la fractura del hueso orbital del ojo derecho, que le llevó al quirófano.

Entonces se habló de que esa lesión pondría fin a la carrera de Margarito; pero tras la cirugía practicada en Texas, esos rumores se desvanecieron.

Sin embargo, en la pasada primavera Margarito se sometió a una segunda operación en Salt Lake City. De acuerdo a espn.com, el doctor Alan Crandall le removió una catarata que se le había formado en el mismo ojo derecho.

Normalmente, ese tipo de lesión y cirugía al que se sometió Margarito, lo descalifica para obtener la licencia para boxear en el estado de Nueva York.

En el afán de lograr el permiso, el promotor Bob Arum y su compañía, Top Rank, junto con Margarito, solicitaron a la Comisión Atlética neoyorquina que reconsidere.

En la audiencia del miércoles, realizada a puertas cerradas por más de tres horas, y a la que -según ESPN.com- asistió Arum, se escuchó a dos médicos de la Comisión y a un par de doctores que respaldan la solicitud de Margarito, incluyendo el cirujano que le operó el ojo.

Basados en la evidencia y testimonio presentados el miércoles, los tres miembros de la comisión decidirán hoy si dan luz verde a la esperada revancha entre Cotto y Margarito.

Vía telefónica, Ricardo Jiménez, portavoz de la empresa promotora Top Rank, indicó que está “esperando la decisión”, y que si fuera desfavorable su presidente Bob Arum considerará otros estados.

En compás de espera también se encuentra Cotto, según indicó Bryan Pérez, asistente personal del campeón mundial boricua.

“Nosotros estamos a la espera de lo que Top Rank nos diga y lo que la Comisión del Estado decida… Simplemente esperando que nos den la información”, manifestó Pérez vía telefónica.

“Miguel sólo está enfocado para el 3 de diciembre”, finalizó Pérez, añadiendo que no molestaría a Cotto que el combate se traslade a otro estado, a pesar de que el púgil boricua ha tenido éxito peleando en Nueva York, donde tiene una gran legión de seguidores.

Ésta no es la primera vez que Margarito tiene problemas para conseguir la licencia para pelear en Estados Unidos, luego de que la Comisión Atlética de California se la suspendió por un año tras descubrirse el vendaje alterado previo a la pelea contra “Sugar” Shane Mosley, en enero del 2009, en la primera defensa que hacía del fajín welter que arrebató a Cotto.

Tras cumplir la suspensión, Margarito recuperó la licencia para pelear en Texas, en la derrota ante Pacquiao en el Cowboy Stadium.

Luego de una promoción con tanta fanfarria, el combate entre Cotto y Margarito podría quedar descarrilado si la Comisión Atlética neoyorquina no concede a Margarito la licencia requerida.

nube.urgiles@eldiariony.com