Pases Cortos

El argentino Rubén Omar Romano manifestó que anoche se definiría si era contratado como nuevo técnico del Atlante, luego que aún faltan detalles en el arreglo con la directiva.

Entrevistado en el aeropuerto de Ciudad de México, el timonel expuso que le agrada mucho la idea de dirigir a un equipo con el que se identifico como jugador, al tiempo de admitir que es casi un hecho la salida del guardameta Moisés Muñoz y el volante Christian “Hobbit” Bermúdez, quienes irían al América.

“Ayer [el jueves] me reuní con el presidente [del Atlante] José Antonio García, aún no hemos llegado a un arreglo, esperamos hoy [ayer] en la noche tratar de cerrarlo, sólo faltan detalles”, expresó el timonel.

Al tiempo de prometer que ahora con el América no cambiará su estilo de juego tras 10 años como técnico, Miguel Herrera negó ser de la escuela lavolpista.

“No tengo por qué cambiar, es mi esencia; estaría traicionando lo que me hizo llegar al América. Quiero estar mucho tiempo acá…”, comentó el estratega.

“¿La escuela lavolpista? Yo prefiero decir que soy amigo de LaVolpe. No fui su alumno, fui su jugador y nada más. No fui su auxiliar, no dudé en pedirle un consejo cuando agarré un equipo porque es un técnico con más experiencia que yo”, señaló.

Pese a que la MLS informó que no permitirá al defensa mexicano Rafael Márquez jugar durante el receso de su temporada, éste no pierde la esperanza y señaló que para ver acción con el Atlas necesita que se dé un arreglo con los Red Bulls de Nueva York.

La Furia había mostrado interés por contar con los servicios del ex jugador del Barcelona durante los primeros tres meses de 2012 para enfrentar la lucha por evitar el descenso.

“Estoy abierto a cualquier negociación, pero ya no depende de mí, sino de la empresa a la que pertenezco, y ahí ya no puedo hacer nada, quizá no está cerrado todo, pero yo lo veo muy complicado”, expresó.

Jaguares cuenta con un ataque de gran peligro y deberá buscar una ventaja en casa contra Santos Laguna, el domingo, en el duelo de ida de los cuartos de final, pero sin desbordarse al frente por ganar.

Así lo dijo el delantero colombiano Franco Faustino Arizala, previo a que el equipo se concentrara ayer para el juego del domingo en el Víctor Manuel Reyna.

“Sabemos que va a ser un partido complicado por la necesidad de ganar, pero no nos podemos volver locos porque Santos es un equipo de cuidado”, dijo el ariete.

Servicios de La Opinión