‘Que me pegue’

El 'Chaco' Giménez afirma que aprendió la lección

MÉXICO, D.F. (NTX).- El argentino Christian “Chaco” Giménez manifestó ayer que es difícil asegurar que no se repetirá una situación como la que vivió con un aficionado en la cancha del Estadio Morelos en la Liguilla anterior, pero que para evitar problemas terminaría por dejarse golpear por éste.

Con el buen sentido del humor que caracteriza al mediocampista de Cruz Azul antes de viajar hacia la capital michoacana para enfrentar hoy a Monarcas en el juego de ida de los cuartos de final del Torneo Apertura 2011, dijo que en la cancha el equipo debe demostrar si ya aprendió la lección.

“¿Si lo volvería a hacer?. Yo no creo, si es que entra un aficionado por ahí, me dejo que me pegue”, dijo entre risas “Chaco” Giménez.

Enseguida, mencionó: “En su momento me equivoqué y ya pagué la sanción [de seis partidos que le aplicó la Comisión Disciplinaria]. Ahí me demostré que a veces tengo que bajar las revoluciones, que no me gusta perder a nada, como a ningún jugador y de la experiencia uno aprende”.

Expuso que no hay otra salida en situaciones así más que estar tranquilos.

“Uno lo piensa dos veces porque sí me dolió mucho lo que pasó. En la vida personal y en mi carrera nunca me había sucedido algo así, y la verdad es que verme luego en televisión y todo lo que ha pasado no me gustó nada”.

Comentó también que han sido importantes los consejos de cuestión reglamentaria que han recibido ya del exárbitro y asesor en ese tipo de temas, Armando Archundia, recién contratado por Cruz Azul.

“Esto sólo es un juego y a veces, con lo acelerado que uno está dentro de la cancha, reclama todo el tiempo, de eso no tiene razón el jugador, tiene que medirse más. Armando [Archundia] es de lo mejor de México y lo ha demostrado tanto a nivel nacional como internacional, y a nosotros nos viene bien para dedicarnos a jugar y tratar de no involucrarnos tanto con los árbitros”.

Octavio Pérez, el aficionado en Morelia que se metió al campo en la Liguilla pasada y se peleó con el “Chaco” Giménez, afirmó que irá al juego.

“Ya pregunté bien y no estoy vetado, voy a ir”, explicó a RÉCORD Pérez, quien le va a Cruz Azul. “Ahora sólo voy a ir a ver el juego y a apoyar”, agregó.

En la Liguilla anterior, en la vuelta de las semifinales, Octavio se brincó al campo e intentó saludar a Gerardo Torrado pero el “Chaco” tomó el gesto como una burla y lo golpeó.

Pérez y Giménez intercambiaron algunos golpes hasta que la policía detuvo a Octavio y lo remitió a una agencia del Ministerio Público.

Incluso, Octavio adelantó que previo al encuentro intentará ir a saludar al “Chaco” Giménez y le pedirá una playera autografiada.