Federer derrota otra vez a Tsonga

El suizo batalla en el arranque de la Copa Masters; Nadal se impone a Fish

LONDRES (AP).- Roger Federer empezó con acierto la defensa de su título en la Copa Masters al vencer ayer 6-2, 2-6, 6-4 a Jo-Wilfried Tsonga.

En el primer partido de la edición 2011 del torneo que pone fin a la temporada de la ATP, Federer estiró a 13 su racha de victorias, luego de conquistar los títulos en Basilea y París.

La consagración en París, hace una semana, se coronó con una victoria algo batallada ante el francés Tsonga.

El suizo Federer, campeón de 16 torneos del Grand Slam, parecía encaminado a un cómodo triunfo al arrasar el primer set en cosa de 21 minutos. Pero Tsonga reaccionó en el segundo parcial, el cual dominó con autoridad.

Más reñido fue la tercera manga, en la que Tsonga parpadeó primero al encontrarse abajo 5-4.

Fue la tercera victoria seguida de Federer ante Tsonga, luego de las derrotas consecutivas en Wimbledon y Montreal.

“Pasaron algunos momentos que me recordaron ese partido”, dijo Federer sobre su revés en cinco sets ante Tsonga en los cuartos de final de Wimbledon.

“No podía hacer nada ante su saque. Uno trata de hacer lo mejor que se pueda”, agregó.

Rafael Nadal presenció en persona el final del Federer-Tsonga, juntos a los futbolistas Thierry Henry y Andrey Arshavin.

En vez de alentar a su compatriota, Henry se sentó al lado de Mirka, la esposa de Federer.

“Somos buenos amigos”, dijo Federer. “Le gusta verme jugar de vez en cuando”.

Federer también aseguró que por noveno año seguido logra al menos 60 victorias en una misma temporada.

Esta es la décima participación en fila de Federer en el torneo que reúne a los ocho mejores del curso. Tsonga, en cambio, lo disputa por segunda vez y por primera en Londres.

Nadal se acabó imponiendo a Mardy Fish por 6-2, 3-6 y 7-6 (7-3) en su primer encuentro en la Copa Masters de Londres tras una disputada lucha de 2 horas y 53 minutos.

Al mallorquín no le hizo falta aclimatación para saltar a la pista tras dos semanas de descanso y arrollar al número ocho del mundo en el primer set, pero se hundió a principios del segundo y nadó a contracorriente en el resto de un choque en el que desaprovechó dos bolas de partido y que acabó salvando en el desempate.

Ante un público entregado, con cientos de espectadores españoles entre los casi 20 mil que abarrotaban el pabellón O2, el número dos del mundo se desgastó ayer ante un Fish que perdonó ocho bolas de ruptura a lo largo del encuentro.

El mallorquín se presenta este año por quinta vez en un campeonato en pista cubierta que reúne a los ocho mejores tenistas del circuito y que se le ha resistido hasta ahora.