Por el título… que pese la casa

Galaxy y Dynamo saldrán al HDC en busca de la copa; DTs van por la tercera

Si el Dynamo de Houston gana hoy el campeonato de la MLS, el entrenador del Galaxy de Los Ángeles, Bruce Arena, no tendría ningún problema en llamarlo: “El equipo de la década”.

“Es impresionante lo que han hecho en tan corto de tiempo”, dijo Arena en referencia a los dos títulos de la MLS que el equipo texano ha obtenido en sus cinco años de existencia.

La franquicia de Houston se fundó en 2006 y siempre ha sido protagonista en la liga profesional de futbol de Estados Unidos.

El Dynamo obtuvo el bicampeonato de la MLS en 2006 y 2007; en el 2008 llegó a los cuartos de final y en 2009 fue semifinalista.

El 2010 fue un alto en el camino para Houston, ya que no calificó a los playoffs, pero hoy, una vez más, está en la final para enfrentar al Galaxy de Los Ángeles en el Home Depot Center.

“Si ganan su tercer título no creo que sea exagerado llamarle a Houston el equipo de la década”, dijo Arena en tono humilde y sabedor de la fuerza de su rival en turno.

Houston es comandado por Dominic Kinnear, un hombre al que le gusta retar a las defensas rivales con el juego aéreo.

“Kinnear es un gran estratega, lo respeto mucho”, dijo Arena.

Arena y Kinnear han ganado dos títulos MLS cada uno, por lo que el entrenador que obtenga la victoria hoy se convertirá en el primer director técnico en la historia de la liga en ganar tres campeonatos.

Respecto a la peligrosidad de la ofensiva del Dynamo, el defensa del Galaxy A.J. de la Garza dijo que la clave para ganar hoy será evitar los centros al área por parte de los texanos.

“El equipo de Houston te presiona, te empuja, es muy físico y le gusta jugar por alto, es por eso que debemos estar muy alertas todo el partido”, comentó el zaguero.

Ambos equipos llegan con bajas importantes: el Galaxy no contará con su delantero Chad Barret y Houston no tendrá a Brad Davis.

La franquicia del Galaxy, fundada en 1995, va, al igual que Houston, en busca de su tercer título de liga y con eso se acercará al DC United, que es el máximo ganador de campeonatos con un total de cuatro.

El equipo angelino levantó el preciado trofeo en las temporadas de 2002 y 2005.

En esta gran final, David Beckham buscará coronar su paso de 5 años por tierras angelinas con un título.

“Para ser honesto, recién hace uno o dos años que empecé a comprender el sistema de la postemporada”, admitió Beckham con una amplia sonrisa. “Es algo a lo que me tengo que acostumbrar ahora. Hemos tenido éxito en los últimos tres años, pero queremos el mayor. Queremos la Copa de la MLS”.

En 2011 el Galaxy no ha perdido ningún partido en su estadio, y en la final querrá conservar su etiqueta de invicto.

Jugando en el Home Depot Center, LA consiguió 12 triunfos y 5 empates; ningún otro equipo de la MLS logró mantenerse invicto en su estadio.

Galaxy llega como favorito a la final de hoy, luego de 67 puntos acumulados, 19 victorias, 10 empates y 5 derrotas. Por su parte, Houston sumó 49 puntos con 12 triunfos, 9 caídas y 13 igualadas.

El Dynamo no gana en Carson desde la temporada 2007, pero si lo hace hoy, ya hay alguien dispuesto a otorgarle la etiqueta del “Equipo de la década” en la MLS; aunque Arena intentará que no sea así.