Acción de Gracias mundial

El efecto de Acción de Gracias se profundiza gracias a las diversas redes sociales que nos ofrece el internet. Una persona agobiada por una desilusión no sólo encuentra ayuda en el vecindario o la ciudad local, sino que también esa ayuda proviene de otras regiones y otros países.

De esa manera sucedió recientemente con una familia boliviana de mi pueblo natal de Quime.

Los familiares de José “Pepe” Gutiérrez, un amigo de infancia, tuvieron que soportar dos penas mayúsculas al mismo tiempo.

Inicialmente, los doctores detectaron una deficiencia renal a Milenka Valdez, esposa de Pepe. Si el mal no es tratado debidamente -requiere de un trasplante de riñón-, los médicos predicen que su salud empeoraría y muy probable estaría en peligro, si no se encuentra un donante.

Ante tal agobio, la madre de Milenka, Lila Valdez, ofreció uno de sus riñones para que los doctores pudieran proceder con la operación quirúrgica.

De momento, el futuro de Milenka estaba en las manos de los doctores. Pepe tenía todo planeado de cómo responder con los costos de la operación.

Sin embargo, sucedió un incidente inesperado que cambió todo el panorama. Pepe sufrió un atraco mortal en El Alto, ciudad ubicada a unos 30 kilómetros de capital administrativa, La Paz.

La noticia de su muerte agobió a los familiares. El estado psicológico de Milenka debió ser alarmante. A los amigos y conocidos de Pepe, nos conmocionó su repentina desaparición y el estado de salud de su esposa.

Existe una comunidad nutrida de quimeños en California. Calculo que más de mil personas -entre quimeños inmigrantes y sus hijos/as- viven en el Condado de Orange; otra cantidad similar radica en España y un número reducido vive en Argentina.

Conmovidos por la situación precaria de Milenka, la gente se movilizó por medio del internet.

El 6 de noviembre, los residentes quimeños en España organizaron una fiesta con el fin de recaudar fondos para la operación de Milenka. Un documento publicado en una página de facebook, “Quimeño de corazón”, certifica que se hizo un envío electrónico de 1,375 euros a miembros de la familia Gutiérrez.

Una semana después, los residente quimeños en La Paz organizaron una vendimia de comida en el local de una escuela de la ciudad.

Recientemente, los residente quimeños en Orange County y Los Ángeles organizaron una kermese en el restaurante El Corral de la ciudad de Santa Ana. Allí vendieron platillos de comida boliviana exquisita. Se recaudó alrededor de $4,000 dólares.

En 1621, los pueblos originarios de América del Norte, se solidarizaron con los peregrinos de Europa. Cuándo llegaron al nuevo continente, la gente del lugar los recibió con toda clase de alimentos, incluyendo pavo, el manjar cotidiano de la región.

A pesar del tiempo y la distancia, la solidaridad de Acción de Gracias continúa. Los bolivianos se unen en diversos espacios del mundo para darle la mano a uno de los suyos.