Prohibido perder

Real y Barsa encaran última prueba antes del Clásico

Prohibido perder
Cristiano Ronaldo (izq.), del Real, y Lio Messi, del Barsa, lideran el goleo español con 16 cada uno.
Foto: Fotos: AP

BARCELONA, España (AP).- Faltan 10 días para el gran Clásico de la Liga Española entre Real Madrid y Barcelona, que podría empezar a perfilar el campeonato.

Sobre todo en caso de victoria de los blancos, que jugarán en casa y, con 34 unidades, lideran la clasificación con seis puntos de ventaja sobre los azulgrana.

Pero este fin de semana se juega la fecha 14 y ambos deberán resolver sus compromisos previos al más esperado choque de la temporada.

Y son más complicados de lo que aparentan: mañana, Madrid visita la difícil cancha del Sporting de Gijón, territorio hostil para los merengues, y en especial tras el polémico cruce de declaraciones del curso pasado entre el técnico local José Manuel Preciado y su homólogo José Mourinho.

El Real ganó 1-0 en su anterior visita a Gijón, pero la gran preocupación de Mourinho se plantea por la ausencia por sanción del organizador Xabi Alonso, precisamente forzada para asegurar su participación en el Clásico, y la disponibilidad de Cristiano Ronaldo, que arrastra un esguince de tobillo del partido ante el Atlético de Madrid.

“Mou” recupera a Kaká, pero deberá esperar para la vuelta del central Ricardo Carvalho, de nuevo lesionado. Preciado tampoco podrá contar con el lateral Alberto Lora, pero ya sabe lo que es ganarle a Mourinho tras imponerse la pasada campaña en el estadio madridista, también por 1-0.

El único equipo que ha logrado vencer al Madrid en lo que va de curso, el Levante, tendrá oportunidad de medirse al Barsa, que jugará su segundo cotejo en casa tras vencer al martes al Rayo Vallecano.

Los azulgrana jugaron entre semana el partido adelantado de la fecha 17 por su próxima participación en el Mundial de Clubes en Japón, y podrían acusar el cansancio ante un Levante que recuperó su mejor versión la pasada fecha goleando al Sporting.

El técnico Pep Guardiola dispondrá de casi toda la plantilla, menos el brasileño Adriano e Ibrahim Affelay, lesionados, y el central Gerard Piqué, también sancionado tras forzar su quinta tarjeta amarilla para llegar “limpio” al clásico.

El técnico barcelonista lo tendrá difícil para elegir a los acompañantes ofensivos del argentino Lionel Messi, empatado a 16 goles con Cristiano en la tabla de cañoneros, tras la excelente actuación del chileno Alexis ante el Rayo, al que anotó un doblete.

Por su parte, el preparador levantinista Juan Ignacio Martínez admitió la dificultad del compromiso para su equipo.

“Si paras a Messi, dejas libre a otro. Hay que estar juntos, ser solidarios y rezar mucho. Sin darte cuenta te meten dos goles”, comentó ayer.