GIRALDO EN 3 Y 2 Reunión de millonarios en Dallas

$ÓLO 4 DÍAS: Entre el 5 y el 8 de diciembre, es decir, a partir del lunes, arrancarán en serio las jornadas de negocios del beisbol en Dallas.

Reunión de millonarios entre propietarios y gerentes de equipos, para ponerle nombres y cifras a las especulaciones que han llenado los medios en lo transcurrido después del out 27 que cerró la Serie Mundial.

‘DEADLINE’ ARBITRAJES: Llegan a Dallas para jugarse la suerte de cerca de 170 peloteros con su futuro entre llamas. Ya no hablamos de Pujols, Fielder o Reyes, sino del grueso de desempleados, entre muy jóvenes o muy viejos, a los que les cuesta conseguir un lugar en una empresa que liquida 7.2 billones por año entre los 30 equipos del beisbol. Horas de intrigas para agentes en busca de ofertas y contratos.

Minutos que corren nerviosos rumbo a la media noche del 7 de diciembre, que es el plazo final que tienen los peloteros para decidir si aceptan las ofertas de sus equipos o si prefieren sumergirse en las aguas inciertas de la agencia libre.

225 PARA PUJOLS: Eso ya se lo ofrecieron los Marlins de Miami, que con estadio nuevo están listos para armar un equipo capaz de ganarlo todo. Nueve años de contrato que pondrían al dominicano de 32 años en el sur de Florida hasta los 41 años. Cardenales, su equipo de toda la vida, le ofreció 210 millones por ocho años. La diferencia entre que tome una u otra oferta va a señalar el camino de lo que se juegue allí en Dallas.

‘VORAZ’ AL ACECHO: Scott Boras es el más temido de los agentes y representa a Prince Fielder, el poderoso toletero zurdo que deja a Cerveceros para buscar un montón de millones.

Expectantes de lo que haga Pujols, no van a dudar en ponerle un detonador a las reuniones y encarecer el mercado. Angels, Marineros, Cachorros y Marlins, que buscan un toletero de ese nivel, pueden llegar a ser las víctimas de la voracidad de Boras. En el verano pasado perdió a A-Rod y a Texeira, que lo corrieron, pero sigue merodeando para tomar el dinero de otros de manera legal.

PRIMER PULSO: Yanquis y Medias Rojas trazan como siempre los parámetros del gasto, y esta vez todo hace suponer que se cruzarán en la búsqueda de lanzadores abridores clase A. Luego, y como sólo hay tres: CJ Wilson, Mark Buehrle y Roy Oswalt, es posible que se muestren las garras. Por ahora, tan pronto se supo que Yanquis buscaban a Oswalt, en Boston dijeron que ellos también lo querían (sólo para subirle el precio y hacer pagar más a sus enemigos).

GRAFITTI:“El presidente Obama y los sabios de la economía buscan fórmulas para la crisis, ¿y quién entiende que se ofrezcan 225 millones por un pelotero de 31 años?”.

Luego la seguimos.