Boricuas ponen el ambiente

NUEVA YORK.- La espera valió la pena. Una vez más, los boricuas pusieron el ambiente en el Madison Square Garden, la legendaria arena que vibró a ritmo de salsa durante los momentos previos al duelo entre su ídolo, Miguel Ángel Cotto, y su odiado rival, el mexicano Antonio Margarito.

Desde muy temprano a las afueras del histórico recinto centenares de boricuas comenzaron con los gritos de: “Yo soy boricua, pa’que tú lo sepas”, dejando ver que la velada se convertiría en un auténtico festín y el Madison en una sucursal de la Isla del Encanto.

Conforme pasaba el tiempo, poco a poco el Madison se fue llenando.

Y faltando una hora para presenciar el evento estelar ya no había lugares disponibles de los 18 mil que vendió Top Rank para este combate que pretendía cerrar con creces las grandes ligas del boxeo en 2011.

El ambiente se tornó electrizante cada ocasión que el DJ ponía algún tema de salsa para ponerle sabor a la noche, pues miles de boricuas se paraban a bailar y otros tantos gritaban a todo pulmón su orgullo de ser borinquen, esperando alentar con ello a su paisano Miguel Cotto, quien llegó al Madison con sed de revancha.

Hubo, en cambio, pocos mexicanos en la arena, quizá unos mil seguidores de Margarito que se vieron opacados por los gritos boricuas que obviamente les superaban; sin embargo, esperaban que el tijuanense diera la campanada nuevamente para celebrar en casa ajena.

Con toda esta gran cantidad de ingredientes, se abrió paso a la fiesta boricua en la Gran Manzana en espera de la ansiada venganza después de aquel doloroso revés de su ídolo en julio de 2008, cuando Margarito le quitó el cinto Welter de la Asociación Mundial de Boxeo en Las Vegas.

Y para Top Rank, llegó también el momento de festejar, pues en menos de un mes lograron dos históricos llenos, el del pasado 12 de noviembre en Las Vegas con Manny Pacquiao y Juan Manuel Márquez, y el 3 de diciembre al reunir a 18 mil fanáticos del boxeo en el legendario Madison Square Garden.