Revancha de Cotto

Médico detiene pelea a Antonio Margarito en el noveno; boricua retiene título por nocaut técnico en NY
Revancha de Cotto
Miguel Ángel Cotto conecta un jab, su arma mortal toda la noche, sobre el ojo del 'Tornado de Tijuana'.
Foto: Chris Farina-Top Rank

NUEVA YORK.- Miguel Cotto (37-2, 30 KO’s) tuvo su revancha, doblegó al mexicano Antonio Margarito (38-8, 27 KO’s) ante más de 21 mil personas en el legendario Madison Square Garden, donde acumula ya siete triunfos, provocando la alegría de sus fanáticos, quienes corearon la victoria con la que retuvo, a los 3 segundos del décimo asalto, el cinto súper welter de la Asociación Mundial de Boxeo.

El ídolo de la Isla del Encanto dio clases de boxeo al “Tornado” tijuanense, que esta vez no pudo lastimar lo suficiente al boricua para hacerlo rendirse como en julio de 2008, cuando le quitó el cinto welter de la AMB en Las Vegas.

Fue un clásico duelo y bien pudo terminar hasta los 12 asaltos, pero los médicos de la Comisión local ya no dejaron seguir a Margarito al finalizar el noveno asalto después de haber recibido el suficiente castigo en el ojo derecho que estuvo lastimado desde los primeros escarceos.

La defensa de Margarito fue nuevamente nula, se preparó al ciento por ciento y lo demostró en el cuadrilátero.

Pero no pudo sostener la presión suficiente para vencer nuevamente al de Caguas, Puerto Rico, que a pesar de haber recibido buenos ganchos al cuerpo, fue muy superior al mexicano.

Cotto salió dominante, como en aquel encuentro de julio de 2008, metió su jab y llevó la pelea al lugar que quería, mantuvo a raya al tijuanense con su jab, evitó los embates de un mexicano inoperante, yendo hacia el frente sin el éxito esperado

El tercer round fue épico.

Margarito salió a darlo todo y terminó con una ligera cortada en el párpado derecho; sin embargo, logró conectar las zonas blandas del boricua, que respondía con furia llevando la pelea a otro nivel, en un callejón sin salida.

Después de tanto castigo y ya con el ojo derecho completamente cerrado, los médicos de la Comisión de Boxeo local ya no dejaron que el mexicano siguiera, pues aunque se notaba bien, la realidad era que no quisieron correr peligro con la salud del mexicano.

El réferi Steve Smoger siguió los consejos del médico del ring Anthony Curreri .

Margarito pidió un round más al finalizar el noveno, quedándose sin éxito y la amargura de la derrota en su corazón, mientras Cotto festejaba con su gente en una gran noche de boxeo en La Gran Manzana.

“Sólo necesité de una mirada, para saber que la victoria la tenía en mis manos”, manifestó Cotto.

“Él no significa nada para mí. Estoy aquí ante todos mis seguidores y con toda mi gente. Él no significa nada para mí”, insistió el campeón boricua, quien al momento de la decisión estaba arriba 89-82 en las cartulinas de los tres jueces.

Brandon Ríos (29-0-1, 22 KO’s) se está acostumbrando a los nocauts espectaculares y a la gente eso le agrada.

El peleador mexicoestadounidense derrotó a los dos minutos y 6 segundos del undécimo asalto al inglés John Murray (31-2, 18 KO’s) en el Madison Square Garden; sin embargo, no pudo retener su cetro ligero de la Asociación Mundial de Boxeo al no haber dado el peso indicado durante la ceremonia el viernes pasado.

Ríos y Murray hicieron una pelea de presión y por momentos Murray metió en aprietos al también conocido como “Bam Bam”; sin embargo, la mejor condición física del excampeón y mejor pegada provocaron que el réferi Earl Brown detuviera el combate tras repetidos upers.

La pelea fue de mucho desgaste físico, tanto Murray como Ríos se dieron con todo, primero buscando las zonas blandas y luego tratando de combinar arriba para noquear al enemigo; sin embargo, ni uno de los dos pudo lastimarse lo suficiente para logarlo.

Ríos se vio mejor en la segunda parte del combate, provocó que el ritmo de Murray bajara y que se detuviera cada vez más a intercambiar, provocando también que se desesperara un poco al no poder establecer el combate que quería e incluso atacar las zonas prohibidas, lo que le valió un punto menos en el séptimo asalto.

El título Ligero de la Asociación Mundial de Boxeo quedó vacante debido a que el “Bam Bam” no dio el peso de 135 libras para el viernes, por lo que si había alguien que se quedara con ñel sería Murray; sin embargo, al caer se quedó sin dueño.

La reyerta dejó bastante caliente el ring en espera del choque entre Antonio Margarito y Miguel Ángel Cotto que fue el estelar en la arena más legendaria en el mundo, el Madison Square Garden neoyorquino, que vibró una vez más, como en sus más grandes noches.