El BATE quiere dar la sorpresa

Barsa, ya clasificado, se presentará hoy con suplentes en la Champions

BARCELONA, España (EFE).- Matemáticamente clasificado como primero de grupo y con la mente puesta en el trascendental partido de Liga que el próximo sábado disputará en el Bernabéu ante el Real Madrid, el Barcelona afronta hoy su último trámite de la Liga de Campeones.

El rival, el BATE Borisov bielorruso, último clasificado del Grupo H y que presentará en el Camp Nou su equipo de gala, ya que aún conserva posibilidades de alcanzar el tercer puesto -si ganan al Barcelona y el Viktori Plzen pierde contra el Milán- que le metería en la Liga Europa.

Aunque cuenta con escasas opciones de lograrlo, el BATE lo tendrá mejor que nunca para sacar algo positivo del Camp Nou, ya que el Barsa acudirá al encuentro con un equipo plagado de suplentes y jugadores del filial.

Su técnico, Pep Guardiola, sólo ha convocado a seis jugadores del primer equipo para el choque: el meta suplente Pinto, los defensas Piqué, Maxwell y Fontas, el centrocampista Thiago y el delantero Pedro.

El resto de la convocatoria la formarán los jugadores del Barsa B: Cuenca, Montoya, Bartra, Muniesa, Sergi Gómez, Rafinha, Jonathan dos Santos, Deulofeu, Riverola, Sergi Roberto y Kiko Femenía.

No jugarán, por tanto, los futbolistas del primer equipo: Valdés, Alves, Puyol, Abidal, Mascherano, Keita, Sergio Busquets, Xavi, Iniesta, Cesc, Messi, Alexis y Villa.

A todos ellos, Guardiola les ha dado dos días de descanso y no volverán a entrenarse hasta hoy por la mañana, a puerta cerrada y en la Ciudad Deportiva, ya pensando en el clásico del sábado ante el Real Madrid.

Guardiola armará un once de circunstancias en el que combinará la presencia de futbolistas del primer equipo como Piqué o Pedro, necesitados de minutos tras superar sendas lesiones, con jóvenes promesas del Barsa B.

Por su parte, el BATE Borisov, que ya hace varios días se concentró en tierras catalanas, llega dispuesto a dar la sorpresa en su último partido de la Champions.

La derrota en la pasada jornada ante el Viktoria Plzen (0-1) fue un duro golpe para el equipo bielorruso, que aspiraba a cerrar en casa su continuidad en la competición europea.

Ahora, le tocará protagonizar una gesta en el Nou Camp, partido que los bielorrusos se han tomado como un regalo navideño, aunque se han conjurado para lograr un buen resultado, tras caer rotundamente ante los catalanes en su propio feudo (0-5).

El técnico Víctor Goncharenko, que está considerado como el “Guardiola bielorruso” por su juventud (34 años), aún no ha decidido si el veterano delantero serbio Kezhman será titular.

Lo que sí parece muy seguro es que el conjunto del BATE saldrá de inicio con un centro del campo muy poblado y con un solo atacante.