Rebelión en Marlins

Hanley Ramírez no quiere jugar en tercera base
Rebelión en Marlins
Hanley Ramírez muestra el nuevo uniforme de los Marlins antes de que los peces aguja decidieran firmar al estelar paracorto José Reyes.
Foto: AP

DALLAS, Texas.- Hanley Ramirez no comparte la idea de mudarse del campo corto a la tercera base y ha informado a los Marlins de Miami que prefiere cambiar de equipo antes que de posición, dijo una fuente de entero crédito a ESPNdeportesLosAngeles.com.

“Hanley no quiere jugar tercera base y ya los Marlins fueron informados del pensamiento del muchacho”, dijo ayer la fuente.

Mientras tanto, el agente de Ramírez, Andy Mota, dijo sobre la situacion que: “no tengo comentarios”.

Ramírez, tres veces convocado al Juego de Estrellas y un bateador de .306 en seis temporadas completas en las Grandes Ligas, deberá moverse de la media luna a la esquina caliente con la adquisición de su compatriota José Reyes, quien se puso de acuerdo con los Marlins para la firma de un contrato por seis años y 106 millones de dólares.

El único comentario público que ha hecho Ramírez desde la adquisición de Reyes fue uno colgado en su cuenta de Twitter al mediodía de ayer:

“Lo que puedo hacer ahora es trabajar duro y prepararme para la próxima temporada porque es lo único que puedo controlar, los amo a todos”.

Miami aún adeuda 47 millones por los próximos tres años a Ramírez, quien firmó una extensión de 70 millones y seis temporadas en mayo del 2008.

El nuevo mánager de los Marlins, el venezolano Ozzie Guillén, dijo ayer aquí que entiende si Ramírez siente emociones encontradas por la firma de Reyes.

“Él debe entender qué es lo mejor para el club y él mismo será un mejor jugador teniendo adelante a esos dos tipos en la alineación”, dijo Guillén sobre Reyes y Emilio Bonifacio en el lobby del hotel Hilton Anatole.