Romney recoge apoyo en fugaz paso por LA

Demócratas aprovechan la visita para criticar a precandidato republicano
Romney recoge apoyo en fugaz paso por LA
Eric Garcetti hace una broma con las dos figuras de Mitt Romney: '¿Cómo se dice 'flip flop' en español?'
Foto: Pilar Marrero / La Opinión

Durante breves horas en Los Ángeles ayer para recabar fondos de sus partidarios en una fiesta de alto vuelo organizada por ejecutivos del sector financiero, el precandidato republicano Mitt Romney también recogió el apoyo de tres congresistas de California, uno de los cuales es Brian Billbray, uno de los legisladores más anti inmigrantes del Congreso.

El evento de recolección de fondos para la campaña de Romney, quien en California, sigue siendo el favorito de las encuestas -aunque no en el resto del país, donde Newt Gingrich sigue avanzando- se realizó en el Hotel Beverly Hills y su organizadores fueron Josh Friedman, quien maneja fondos de alto riesgo y Tracy y Gene Sykes de la empresa financiera Goldman Sachs.

El plato para el evento costaba 2,500 dólares por persona, según se dió a conocer. Al mismo no tuvo acceso la prensa y la campaña anunció desde antes que no habría oportunidades de entrevista con el precandidato.

A su llegada a California, Romney recogió el apoyo de los congresistas Jerry Lewis, de San Bernardino, Ken Calvert, de Orange/Riverside y Brian Bilbray, de San Diego, quien hace unos meses dijo por televisión que la policía podía “identificar a indocumentados por su ropa, zapatos y comportamiento”.

Bilbray, quien encabeza el Caucus Legislativo de Reforma Migratoria, un grupo formado por legisladores duros en inmigración que se oponen a cualquier medida que implique legalización de inmigrantes y pretenden cada vez más medidas punitivas, dijo que Romney “será el mejor candidato para asegurar la frontera y detener la inmigración ilegal”.

El precandidato también recibió, a su paso por Arizona, camino a Los Ángeles, el apoyo de Dan Quayle, quien fue vicepresidente durante el gobierno de George H. W. Bush (padre) entre 1989 y 1993.

Por su parte, políticos y personeros demócratas en Los ángeles se reunieron en el Nickel Diner, un restaurante en la Calle Main de Los Angeles para criticar la visita de Romney y burlarse de su “tendencia a tener dos posiciones para cada tema”, según dijo Eric Bauman, Presidente del Partido Demócrata en el Condado de Los Ángeles.

“Este hombre no tiene una postura consistente para ningún tema”, dijo Bauman. Él y los concejales Eric Garceti y Jan Perry, así como la Secretaria Tesorera de la Federación de trabajadores del Condado María Elena Durazo, hicieron burla de Romney colocándose frente a dos efigies de cartón del pre candidato.

“Este es flip y este es flop”, comentó Garceti riendo, refiriéndose a la frase que, en inglés, significa cambiar a menudo de opinión. “¿Cómo se dice flip flop en español?”.

También ayer, el ex Secretario de Comercio de George W. Bush (hijo), Carlos Gutiérrez, publicó un artículo en el Latin Business Chronicle, en el que respaldaba a Romney y señalaba que la suya sería la mejor plataforma de gobierno respecto a América Latina.

“China es el reto a largo plazo, Irán es el reto inmediato, pero América Latina demanda gran atención”, dijo Gutiérrez. “Debemos reforzar alianzas, aislar adversarios y apoyar a quienes se encuentren atrapados por los mandatos autoritarios, como Cuba y Venezuela”.