Vientos dan empleo a latinos

Alerta por otra ronda que puede provocar fuegos

Los vientos huracanados que azotaron al Sur de California el pasado jueves dejaron millones de dólares en pérdidas económicas, así como mucho trabajo para los latinos que se dedican a podar árboles y a la limpieza.

José Gutiérrez, un jardinero de Los Ángeles, tiene su clientela habitual a quienes les brinda servicio, pero desde el jueves ha tenido que atender las emergencias de nuevos clientes.

Desde muy temprano ese día su teléfono celular recibió llamadas de personas con árboles en el interior de sus viviendas, troncos pesados que las personas no podían mover de los techos de sus hogares y árboles partidos por la mitad que amenazaban con caerse.

“Voy a las casas, evalúo la situación y decido si necesito hacerlo personalmente o encargárselo a alguno de los muchachos que trabajan conmigo”, dijo Gutiérrez.

Gutiérrez, quien cobra entre $600 y 1,00 dólares por labor dependiendo de la magnitud de la misma, es uno de los muchos jardineros en la ciudad que son la esperanza para regresar a la normalidad.

El Departamento de Obras Públicas del Condado de Los Ángeles desplegó a su personal para remover escombros que no permitían el paso vehicular. La división de limpieza de árboles de la Ciudad de Los Ángeles se ha dedicado a remover desechos de árboles que obstaculizan el regreso de la electricidad.

Ninguna de las diferentes agencias locales se atreve a pronosticar en cuanto tiempo la situación retornara a la normalidad. Las diversas fuentes consultadas tampoco se atreven a dar un estimado de las pérdidas y los gastos debido a lo complicado de la situación. Aseguran que son cuantiosas y podrían aumentar.

Y mientras ellos tratabanm de establecer un cálculo que acelere el regreso a la normalidad, el Servicio Nacional de Meteorología (SMN) avisaba de otra ronda de fuertes vientos.

El SMN advirtió ayer en un comunicado que se espera que los vientos de Santa Ana regresen al Sur de California por 24 horas más. En esta ocasión los vientos vienen del noreste y se esperan ráfagas de hasta 70 millas por hora en los valles y montanas. Las zonas más afectadas serían el Valle de Santa Clarita, Palmdale, Malibu y algunas áreas de Ventura.

El Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles emitió una notificación de alerta roja de 24 horas a partir ayer. El comunicado oficial de los bomberos señala que las ráfagas de viento y la baja humedad podrían ocasionar incendios.

El jefe de Bomberos, Daryl Osby, ha ordenado que más personal esté disponible para combatir los posibles incendios.

Por su parte, el Departamento de Agua y Electricidad de Los Ángeles (DWP) informó que casi todos sus clientes tenían electricidad. Mientras que el último conteo de Southern California Edison a mediados de la tarde de ayer indicaba que sólo faltaban alrededor de 24,000 clientes en la zona del Valle de San Gabriel.

Charlie Coleman, portavoz de Edison, dijo que esperaban que terminar anoche mismo los trabajos de reparación, y que la totalidad de sus clientes tuvieran electricidad.

“El acceso para reparar las líneas de electricidad en algunas zonas ha sido muy complicado por los escombros, árboles caídos y otros obstáculos que dejaron los vientos”, dijo Coleman.

El pasado fin de semana, Edison abrió siete Centros de Ayuda a los Clientes para repartir linternas, agua y hielo. Ayer había cinco centros operando en Arcadia, Temple City, Sierra Madre y Altadena y sirvieron a unas 600 personas, según datos oficiales.

Coleman indicó que los centros de Altadena, Arcadia y Temple City permanecerán abiertos hoy.

El Alcalde del Condado de Los Ángeles, Michael Antonovich, confirmó ayer que solicitó la presencia de representantes de Edison durante la Junta de Supervisores para que expliquen el trabajo que han realizado durante estos días y respondan preguntas.

Coleman dijo que es posible que queden clientes aislados que aún no tengan electricidad. A estas personas se les pide que se comuniquen con Edison. También los clientes de DWP que aún no tengan electricidad pueden llamar al 1-800-342-5397.

¿Qué cubre el seguro de su casa?

La Red de Información de Seguros de California (IINC) recordó a los dueños de casas que la mayoría de seguros de viviendas cubren daños ocasionados por los ventarrones.

En las pólizas estándares de seguro de viviendas, si un árbol cae y daña la casa, tanto las reparaciones como el retiro del árbol están cubiertos, de acuerdo con IINC. Por lo general, el seguro paga hasta 500 dólares por el retiro del árbol. Sin embargo, si el árbol cayó y no daño la casa, el seguro no cubre el costo de retirarlo de la propiedad.

LOS CONSEJOS DEL DEPARTAMENTO DE BOMBEROS:

Reporte cualquier señal de incendio al 911

Si reside en zonas propensas a incendios, esté listo para evacuar cuando sea necesario

Reporte cualquier actividad sospechosa a las autoridades