Apertura a base de hamburguesas

Colombiano primero en lograr franquicia de McDonald's

Apertura a base de hamburguesas
Eliecer Palacio, primer latino dueño de un McDonald's en Arkansas.
Foto: Rubén Moreno / La Opinión

LITTLE ROCK, Arkansas – Eliecer Palacios puede decir literalmente que lo que le llevó a asentarse en Arkansas fueron las hamburguesas. Pero no cualquier hamburguesa. Este colombiano que pasó la mayor parte de su vida en Chicago se ha convertido en el primer hispano que logra operar en Arkansas la franquicia más conocida de Estados Unidos.

“Siempre había pensando en tener mi propio negocio. Aunque estuve trabajando para una empresa de plantas nucleares, tenía ese deseo”, dijo quien tiene dos restaurantes McDonalds y el año próximo planea abrir un tercero que, según afirma, será uno de los más grandes en el sur del país.

Palacios estudió administración de empresas y llegó hace dos años a Arkansas, ya que fue allí donde tuvo la oportunidad que no encontró en otros estados. Su carrera universitaria, junto a la experiencia en la compañía en la que trabajó, le sirvieron de aval para ser un candidato hábil para hacerse con la franquicia del restaurante de comida rápida.

“Es un proceso que toma tres años. Empecé a buscar dónde podía abrir el negocio y llegué aquí. Me di cuenta que Arkansas era muy bonito, el tipo de gente que había y que podía tener esa oportunidad”, agregó quien recuerda que los trámites no son fáciles para ser aceptado.

“No es fácil llegar y decir ‘deme trabajo o véndame el negocio’, pero en mi experiencia si fallas la primera vez debes seguir aplicando porque es posible que a la primera no lo logres”.

“Una de las cosas que miran mucho es si la persona está lista para tomar un negocio, qué ha hecho en el pasado y si ha manejado ya negocios. La otra cosa que consideran es estar involucrado en la comunidad, ya que como propietario es importante promover el nombre de McDonalds”.

El otro gran trámite para Palacios fue reunir el dinero, ya que la franquicia de esta empresa es una de las más caras y no siempre aceptan préstamos para financiarla. Palacios estuvo ahorrando 50 dólares mensuales durante 15 años “porque sabía que se necesita capital” para abrir cualquier tipo de negocio.

Con lo que fue ahorrando pudo invertirlo para después vender acciones, hasta que tuvo lo suficiente para abrir la franquicia.

“Hay algunos dueños que empiezan como empleados y van subiendo, pero en mi caso no era así y vendí mis deseos de estar listo para tomar las tiendas de un restaurante, aunque no tenía la experiencia”, indicó. “Creo que esa era la mejor forma de salir adelante”.

Palacios cuenta con 90 empleados, 10 de ellos latinos, consciente de que todos “dependen de mi dirección”. Personalmente se encarga de que las ventas no bajen. Calcula que en uno de sus restaurantes deben venderse entre 1,300 y 1,500 hamburguesas diarias para generar entre $5,000 y $8,000al día con el que mantener el negocio rentable.

“Este no es un negocio que compres y se maneje solo, estoy todos los días en él porque si no me doy cuenta que las ventas no suben”.

Ahora que está en proceso de crecimiento, se ha marcado la meta de abrir un total de 10 restaurantes en el plazo de los próximos 10 años. Cree que a medida que la población del estado siga creciendo, las ventas también irán en aumento. Y confía en que clientes hispanos no le falten siempre y cuando siga los estándares que marca la compañía.

“Así es como somos exitosos, porque si empezamos a cambiar a nuestros gustos tal vez nos beneficie a unos, pero si todos empiezan a hacer lo mismo ya no sería McDonalds, sino otra cosa”.