Se unen para ayudar

Artistas latinos crean subasta para salvar a niña

Se unen para ayudar
Ricky Martin se unió a subasta para ayudar a niña mexicana que necesita una cirugía.
Foto: AP

MIAMI, Florida.- No la conocen en persona ni han hablado con ella, pero se sintieron conmovidos con su historia y decidieron poner su granito de arena para ayudar a Daniela Muñoz Ojeda, una niña mexicana de cinco años que necesita una cirugía facial para poder respirar por sus propios medios y evitar la ceguera.

Ricky Martin, David Villa, Maná, William Levy, Eugenio Derbez, Bárbara Mori, Armando Manzanero, Francisco Céspedes, Luis Fonsi, Ricardo Arjona, Saúl Lisazo y Rosana, entre otros, donaron numerosos objetos para una subasta que busca recaudar fondos con el fin de costear la próxima operación de Dani en Estados Unidos, su décima cirugía.

El remate, que se realizará en el sitio de internet eBay entre el diez y el 19 de diciembre, fue organizado por la artista colombiana Isa Zapata y el escritor y productor mexicano Óscar Torres y surgió espontáneamente, casi por azar.

“Fue como una cadena … La gente se ha contagiado de una manera hermosa”, dijo Zapata en entrevista telefónica. “Esperamos reunir 60,000 dólares para la operación de Dani y sembrar una nueva forma de seguir ayudando a más niños que debido a falta de recursos no pueden disfrutar de una niñez sana”.

Entre los objetos que se subastarán hay una pelota Adidas blanca y azul firmada en negro “con cariño” por Villa; un traje turquesa que usó Derbez en la serie La Familia Peluche, acompañado por una foto en la que lo lleva puesto; y una guitarra eléctrica marrón clara firmada por los cuatro integrantes de la banda mexicana Maná.

También se subastarán una camisa Dolce & Gabbana de Levy, un vestido Donna Ricco perteneciente a Mori, esculturas, pulseras y un CD de Arjona, una pelota de béisbol del beisbolista mexicano Rodrigo López, una camisa Versace del actor argentino Saúl Lisazo, un ejemplar autografiado del libro Yo de Martin y un CD autografiado de Fonsi.

Las apuestas para el traje de Derbez comenzarán en 250 dólares, las de la guitarra de Maná en 350 y las de la pelota de Villa en 300. Pero también hay objetos que podrán adquirirse desde apenas 25 dólares, como el CD de Fonsi.

“No podemos fallarle… Es una niña que lo merece, que ha pasado mucho dolor”, expresó Derbez en una entrevista. “No es nada donar algo a cambio de ver una vida recuperada. El valor más grande es la sonrisa de Dani, poder ayudar a un ser humano que está luchando”.

El actor mexicano explicó que se enteró del caso de Dani cuando su amigo, el productor de la película Voces inocentes,Óscar Torres, lo llamó para preguntarle si quería contribuir en la campaña Artistas Unidos por Dani.

Daniela es una niña feliz que va a la escuela y juega con sus amigos y sus dos hermanos mayores, Mauricio de 12 años, y Natalia, de nueve, asegura su mamá, Jesica Ojeda de Muñoz, de 41 años.

Su vida, sin embargo, está repleta de cuidados especiales debido al Síndrome de Pfeiffer que la aqueja, una enfermedad congénita que afecta a uno de cada 100,000 niños.

La niña, que vive con su familia en Guadalajara, tiene el rostro aplanado por la presión que le ejerce el cráneo. Como su nariz está hundida junto al resto de su cara, necesita desde los cinco meses de vida un tubito en la tráquea para poder respirar.

En sus cinco años ha sido sometida a nueve cirugías, algunas de ellas para que el cráneo no oprima al cerebro y le permita desarrollar normalmente sus funciones neurológicas.

Las primeras operaciones fueron solventadas con dinero de ahorros, pero ahora los padres de Dani -una familia de clase media mexicana- aseguran que necesitan auxilio: acumulan una deuda de 24,000 dólares y tienen que pagar cerca de 60,000 para poder operar nuevamente a la niña en los primeros meses de 2012.

Dani “corre peligro porque su carita está aplastadita”, dijo la madre de la niña, Ojeda de Muñoz, en entrevista telefónica desde Guadalajara.

“Si no la operamos, podría quedar ciega y se seguiría atrofiando la respiración porque su carita seguiría aplastándose”, explicó la mujer, quien está abocada al cuidado de sus hijos.

La idea de la subasta comenzó después que Zapata diseñó una muñeca a la que llamó Dani la Hadita, inspirada en una fotografía de la niña. Donó el dibujo y los derechos de autor a la familia de Dani para que pudieran vender objetos con esa imagen y obtener recursos.

Así, la niña con alitas y cara feliz de Dani la Hadita está en tazas, camisetas y otros artículos que se comercializan en México. Como el dinero recaudado no ha sido suficiente, la pintora y diseñadora colombiana pensó que debía hacer algo más, y junto a su amigo Torres ideó la subasta.

Zapata dijo que el dinero recaudado será enviado directamente por la Fundación Club México, una organización sin fines de lucro en Estados Unidos, al Centro Médico de Dallas donde Dani será operada.