Tus opciones de protección

Aunque no seas dueño propiedad protege tus pertenencias

Una idea equivocada de muchos inquilinos es que, al no poseer un seguro de vivienda -puesto que la propiedad en sí no les pertenece- no tienen opción a la hora de proteger sus pertenencias personales. Pero la realidad es que así como existe un seguro para propietarios de viviendas, existe uno para inquilinos, y ambos son muy parecidos.

Debido a que el seguro de inquilino no incluye la cobertura para proteger la estructura de la casa o apartamento, usualmente es bastante económico y accesible. Y así, si algún día te conviertes en víctima de robo o la propiedad en la que vives es afectada por algún desastre, el seguro respondería financieramente.

En la póliza de seguro de inquilino se protege el contenido de la propiedad, como muebles, ropa y electrodomésticos. Incluso, si tienes que abandonar la vivienda de forma temporal en lo que está siendo reparada, el seguro podría pagar parte de tus costos de reubicación familiar.

En general, el seguro de inquilino ofrece indemnización por daños sufridos a los contenidos de la vivienda por efectos de:

fuego

humo

vandalismo

robo

explosión

vientos

huracanes

y daños por aguas

PERO NO en el caso de inundaciones-como en el seguro de propietario, esta cobertura siempre se debe adquirir por separado.

Igualmente, el seguro de inquilino también otorga cobertura de responsabilidad civil a los asegurados. Esta cobertura incluye gastos por defensa legal o pagos que debas hacer por daños causados por ti, por otros miembros de tu familia o tus mascotas contra terceras personas. E incluso si estos daños ocurren en otro lugar diferente a tu residencia alquilada, como, por ejemplo, mientras estás de vacaciones.

La portabilidad de la protección de las pertenencias también está incluida en el seguro de inquilinos. Por ejemplo, si tus propiedades sufren daños o un robo mientras estás de viaje, en la maleta de tu auto, o como equipaje en un tour, están protegidas por el seguro de inquilinos.

Las pólizas de inquilinos te permitirán elegir entre dos tipos de cobertura:

Costo de reemplazo de la propiedad: Paga el precio de reemplazar tus artículos dañados, perdidos o robados con productos similares, sin descontarle el uso o depreciación que han acumulado mientras han estado en tu poder, hasta un monto máximo de tu póliza.

Valor real de la propiedad: Paga el monto de reemplazar tus pertenencias dañadas, perdidas o robadas, menos el monto correspondiente a la depreciación de dicho artículo durante el tiempo que te perteneció.