Empieza el voto de los maestros

El 15 de diciembre se darán a conocer los resultados de los dos acuerdos tentativos
Empieza el voto de los maestros
La lucha de los docentes de Los Ángeles no termina.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Los cerca de 40,000 maestros de escuelas públicas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), representados por el sindicato de maestros (UTLA), comenzaron a votar ayer a favor o en contra de los dos acuerdos tentativos a los que llegaron la semana pasada líderes del sindicato y del distrito.

Los maestros tendrán la oportunidad de votar hasta el 14 de diciembre en sus planteles escolares, y será al día siguiente cuando UTLA anuncie públicamente los resultados. Justo ese mismo día, el 15 de diciembre, el Departamento de Finanzas de California podría hacer oficial el recorte al presupuesto de este distrito en un monto de $150 millones de dólares.

Después de meses de negociación, el primer acuerdo, calificado por el presidente de UTLA, Warren Fletcher, como “una victoria mayor para sus miembros”, aseguraría las prestaciones de salud de los maestros con su actual cobertura por los próximos tres años.

El segundo acuerdo proveería estabilidad laboral a los maestros, ya que evitaría que más escuelas entren en el programa de “public school choice”, lo que según Fletcher garantizaría el trabajo de 700 maestros, tan solo en el próximo año escolar.

Además, dicho contrato ofrecería a los maestros nueva autonomía en sus escuelas para que tengan el poder de determinar su plan de estudios, contrataciones, políticas de trabajo y gastos.

“Por mucho tiempo las escuelas han funcionado en un ambiente donde las decisiones las toman otros que deciden qué es lo mejor para estas, en lugar de aquellos que están familiarizados con lo que pasa en la escuela y conocen sus necesidades”, indicó Fletcher en un comunicado. “El control local en el plantel ha demostrado ser más exitoso que el manejo de operadores externos”.

Es algo con lo que el superintendente del LAUSD , John Deasy, está de acuerdo.

“Las libertades que establece este nuevo contrato para las escuelas es algo que han querido por mucho tiempo y creo que deben tenerlas”, apuntó.

Sin embargo, Deasy aclaró que no todas las escuelas estarían obligadas a operar de este modo, sino solo las que así lo decidan en un consenso, y habrá ciertas restricciones estatales y federales que las escuelas deben seguir.

“Va a ser muy positivo que podamos implementar nuestros propios métodos porque cada comunidad tiene distintas necesidades. Nosotros servimos a estudiantes de muy bajos recursos y algunos indocumentados, así que es importante trabajar con lo que funciona para ellos”, aseguró Michele Aoun, maestra de escuela Los Angeles High School of the Arts, una de las escuelas del programa piloto del LAUSD.

“Nuestra escuela fue una de las primeras en funcionar con autonomía del distrito dentro del programa piloto y ha operado muy bien, así que puede funcionar para otras escuelas”, agregó Aoun.

Deasy explicó cámo esta autonomía podría funcionar en cuanto a las contrataciones en las escuelas.

“Si un director quiere contratar a un maestro y los maestros de la escuela votan en consenso por que esa persona no sea contratada, no se impondrá dicha contratación ni por parte del director de la escuela ni del distrito”, dijo Deasy. “El distrito también tendría derecho a dar su opinión sobre dicha contratación , pero no a anularla si ha sido la decisión de la escuela”.

Luego de la votación de los maestros, el contrato deberá ser ratificado por la junta directiva del LAUSD, pero un factor que podría afectar su finalización es la posibiidad de recortes al presupuesto del distrito. Algo a lo que Deasy ha manifestado que no aceptaría y por lo que estaría dispuesto a ir a corte para solicitar un desagravio por mandato judicial y así evitar dichos recortes.