Un giro total en Ahaheim

La presencia de Pujols cambiará por completo entorno de Angels
Un giro total en Ahaheim
Albert Pujols y su bate revolucionará todo el sur de California.
Foto: AP

Los Angels de Los Ángeles creen que, al contratar al dominicano Albert Pujols por 254 millones de dólares, se llevaron mucho más que al que probablemente sea el toletero más exitoso de su generación.

Los Serfaines tendrán una nueva identidad, en el terreno y en las oficinas dirigenciales.

Tendrán un lugar entre las principales organizaciones de Grandes Ligas mientras duren la salud y el talento del temido artillero dominicano.

El club del condado de Orange, además, se aprovechó de unos heridos Dodgers al concretar una transferencia que podría alterar el orden de importancia de los equipos del sur de California.

El mundo del beisbol seguía digiriendo ayer las transacciones de los Angels, luego que éstos se llevaron a Pujols y al zurdo C.J. Wilson, quienes serán presentado hoy durante una magna conferencia de prensa pública en el Angel Stadium de Anaheim.

Pero peloteros y expertos ya aseguraban que, al llevarse al toletero con un cuantioso contrato por 10 años, el equipo buscaba mucho más que su rendimiento en el diamante.

“Creo que es un riesgo increíble, pero al final de cuentas conllevará un rendimiento enorme”, estimó David Carter, profesor en la Universidad del Sur de California y director ejecutivo del Instituto de Negocios en los Deportes en esa entidad.

La dirección de los Angels guardó silencio ayer. El propietario Arturo Moreno y el nuevo gerente general Jerry Dipoto se abstuvieron de hablar sobre el gasto aproximado de 331 millones de dólares por dos peloteros, casi el doble que Moreno pagó por el equipo hace ocho años.

Otros sí hablaron por una franquicia que ha ganado sólo una Serie Mundial desde que llegó a la Liga Americana hace medio siglo, tiempo que permaneció a la sombra de los Dodgers hasta en la década anterior logró varios años de éxito con Mike Scioscia.

“Ahora son algo parecido a los Yanquis del oeste”, describió el manager de Cincinnati, Dusty Baker. “Son afortunados. Los Angels están en gran nivel. Son sorprendentes. Cada año contratan a un gran agente libre”, añadió Baker.

Pero nunca de esta magnitud. El contrato de los Serafines con Vladimir Guerrero después de la temporada del 2003 -70 millones por cinco años- parece ahora casi pintoresco mientras Torii Hunter recibió apenas cinco temporadas y 90 millones en 2007.

En la reunión invernal de las Mayores, Dipoto admitió que los Angels son conscientes del riesgo inherente de contratar por 10 temporadas a un primera base de 31 años de edad.