Vecinos renuevan expuesto policial

Buscan utilizar este espacio para uso de residentes del área
Vecinos renuevan expuesto policial
Antiguo edificio de la división policial de Rampart podría convertirse ahora en centro comunitario.
Foto: J.Emilio Flores / La Opinion

El antiguo edificio de la división de Rampart del Departamento de Policía de Los Ángeles, que en las décadas de los ochenta y noventa era sinónimo de abusos y desconfianza, ahora se ha convertido en un espacio que recoge basura y colecciona graffitti.

Pero, como parte de la conmemoración del fin de semana de los derechos humanos, la coalición de Derechos Humanos para Vivienda de Los Ángeles comenzó ayer tres días de dialogo y participación comunitaria para motivar a que las autoridades opten por utilizar este espacio a favor de los residentes del área.

Pete White, miembro de la coalición, explicó que aunque hay discusiones en el seno de la concejo municipal sobre qué hacer con el edificio, no se ha consultado a la comunidad.

“Nosotros hemos preguntado a los vecinos qué desearían tener en estas instalaciones y las respuestas son muchas. A algunos les gustaría que fuera una guardería o un centro para ancianos, otros creen que se debería establecer una clínica comunitaria o un parque. Nadie, pero nadie ha dicho que quieren que se mantenga el espacio como parte de la división de la policía”, dijo White.

El concejo de la ciudad de Los Ángeles discutía la posibilidad de utilizar el espacio como almacén o estacionamiento para la policía.

“Nosotros queremos reclamar este espacio. En lugar de que esté aquí de esta forma, cercado y sólo sirviendo como recolectar basura, creemos que debería ser un espacio público”, dijo Sheila Wymer, residente del área, quien ayer agarró una escoba y se dedicó a limpiar las afueras del edificio.

Leonardo Vilches, miembro de la coalición y residente de Boyle Heights, dijo que él personalmente anduvo de puerta en puerta hablando con los vecinos del área y que todos se mostraron muy abiertos a la idea de participar en la discusión.

“Los vecinos nos donaron bolsas para basuras, escobas y otros materiales de limpieza”, dijo Vilches, quien junto a White se pasaron el día limpiando y tomando fotos del lugar.

Para White, la colaboración entre él y Vilches demuestra que puede existir la cordialidad entre las comunidades afroamericana y latina.

“Los negros y los cafés (latinos) tendemos a vivir en la misma área geográfica, compartimos metas y problemas, entonces ¿por qué no unirnos para compartir soluciones? El paso más lógico es que no nos preocupemos por las diferencias culturales”, acotó White.

La división de Rampart de la policía, ubicada al noreste del centro de Los Ángeles, cubre los barrios de Westlake, Pico-Union y Echo Park. Las instalaciones actuales están ubicadas en el 1401 W. de la calle sexta, en Los Ángeles.