DESDE MI TV

DESDE MI TV
Alec Baldwin en 'Saturday Night Live'.
Foto: NBC

Es famosa por ser cantante pero Katy Perry sorprendió a más de uno con sus dotes de actriz cómica en Saturday Night Live.

Desde una joven japonesa a la conocida Pippa Middleton -aunque esta última no fue la mejor de sus personajes-, Perry realizó una aceptable audición para hacer otras participaciones en televisión en el futuro.

En el mismo programa, Alec Baldwin se hizo pasar por el piloto del vuelo de American Airlines del cual lo expulsaron por supuestamente no apagar su teléfono cuando se le pidió que lo hiciera. Baldwin con un disfraz que no ocultaba su rostro inconfundible, hasta se pidió disculpas a sí mismo, mientras daba vida al piloto.

Si bien su acción en el avión no fue la mejor, Baldwin demostró que se puede burlar de la situación a su manera: a través de la comedia.

Con que rapidez se vive el día a día en este país.

A más de dos semanas de celebrar las fiestas de Navidad, las cadenas de televisión emitieron desde la semana pasada programas especiales alusivos a esta celebración, que no todos festejan debido a creencias religiosas.

Hasta Thalía apareció cantando junto a Michael Bublé en A Michael Bublé Christmas, por NBC, con un tema que mezclaba los trabajos de Joan Sebastian y José Feliciano, mientras que Paulina Rubio cantó en Nuestra navidad, de Univision, que curiosamente presentó Lili Estefan y en el que también actuó Emilio Estefan.

Con esta manera tan prematura de mirar los días festivos de la temporada no es de sorprender que la depresión se apodere de todos en estas fechas, incluso hasta de los ratings que hicieron que el show dedicado a Shakira en Aquí y ahora, -titulado Shakira a su propio ritmo y el cual no aportó nada nuevo sobre su vida-, fue uno de los más vistos el seis de diciembre, mismo día en el que NBC transmitió el mencionado especial en el que participó Thalía.

Otro programa más dedicado a la pérdida de peso ha sido anunciado, pero ahora en Univision.

El programa Dale con ganas, que conducirá el conductor de Despierta América

Alfonso “Poncho” de Anda, mostrará a cuatro familias latinas en proceso de perder el mayor número de grasa corporal posible.

Al concluir las 12 semanas, una familia será la campeona no solo de su físico pero también de 100 mil dólares.

El drama estará a cargo de los 16 participantes que tendrán la ayuda de sus respectivos entrenadores.

Este programa esta basado en The Biggest Loser, del creador y productor ejecutivo Dave Broome, quien cedió los derechos a la cadena para que realizará esta versión en español.

¿Qué hace que una primicia de espectáculos sea cubierta por otros medios de comunicación ajenos a la exclusiva? En exclusiva, El Gordo y La Flaca transmitió hace unos días una entrevista en la que la actriz Lina Santos comentó que ella se divorció de su esposo por una supuesta relación que este tuvo con Aracely Arámbula, a quien la misma Santos había invitado a su casa a una carne asada.

Sin hacer el mayor escándalo al respecto, el programa emite la noticia y curiosamente ningún otro medio de comunicación ha reportado lo ocurrido. ¿Porqué?

En este caso hay varios puntos a considerar. Primero, ¿qué pruebas tiene Santos para hacer tremendas acusaciones en televisión sobre otra persona? Segundo, la reportera que hizo la entrevista, ¿miró las pruebas? ¿Y qué responsabilidad tiene el programa al emitir información que podría ser difamatoria para la persona acusada?

Pero lo que más me llamó la atención es que el resto de la prensa hizo oídos sordos a tales declaraciones controversiales.

¿Será que ellos no creen la historia de la compañera de las películas de Alfonso Zayas que son dignas de olvidar por su malísima calidad y contenido?

Por este trabajo, no obstante, no resta credibilidad a las palabras de Santos, pero si hace pensar sobre el contenido que se emite por televisión.