Neymar a escena

El juvenil astro tratará de deslumbrar con Santos en su debut en el Mundial de Clubes
Neymar a escena
La revelación brasileña, Neymar, acaparará hoy los reflectores y el interés de los grandes clubes del mundo.
Foto: EFE

TOYOTA, Japón (EFE).- El Santos y el Kashiwa Reysol se enfrentarían hoy en la madrugada (2:30 a.m., hora de Los Ángeles) en la primera semifinal del Mundial de Clubes con todas las miradas puestas en la mediática estrella del equipo paulista, Neymar, quien afronta su primera cita oficial de alcance global.

De seguro, los aficionados y clubes europeos interesados en hacerse en un futuro inmediato con los servicios de este habilidoso delantero tomarán esta puesta de largo como una prueba para certificar su talento, que ya ha maravillado en la Liga brasileña y en la Copa Libertadores.

Pese a que durante su actuación en la última Copa América demostró Neymar que puede ser decisivo en torneos internacionales, algunos creen que aún es pronto para que juegue en Europa, donde su estrella podría desinflarse, como ha sucedido con otros jugadores brasileños que han emigrado pronto.

El técnico Muricy Ramalho consideró que Neymar podría afrontar sin problemas la atención mediática del partido de hoy, pese a su juventud, “porque está acostumbrado a la presión”.

“A pesar de su edad [tiene 19 años], creo que tiene mucha experiencia en el mundo del futbol y creo que no tendrá problemas para encarar este partido”, habría dicho el técnico en una conferencia de prensa celebrada en el Estadio Toyota de la provincia de Aichi (centro), donde se jugaría el partido.

Precisamente en este inmueble se entrenó el Santos, con un relajado Neymar que pareció dar la razón a Ramalho con respecto a su estado de ánimo para afrontar el duelo ante los nipones.

En los pocos minutos en los que la sesión estuvo abierta a los medios, el precoz internacional brasileño, quien lució unas llamativas botas amarillas fosforescentes, se dedicó a ensayar envíos en largo con otra de las estrellas del equipo: Ganso.

Por eso, esta ocasión se presta para despejar las dudas ante la posibilidad de que Neymar y su Santos, favoritos para llegar a la final a medirse en el partido decisivo con el todopoderoso Barcelona de Josep Guardiola y Lio Messi, arrebaten al equipo “culé” el cetro de “mejor equipo del mundo”.

El astro renovó recientemente con su equipo hasta 2014 y dio a entender que se quedará en Brasil hasta después del próximo Mundial, lo que no quita para que los grandes clubes europeos tienten al carismático y vertiginoso jugador para que cruce el charco si finalmente logra estar a la altura de las expectativas.

Neymar tendrá como compañero en ataque al goleador Borges, quien a sus 31 años vive probablemente la mejor temporada de su carrera, y detrás a un escudero de lujo, Ganso, otra perla que ha llamado la atención del Viejo Continente y que puede aprovechar esta ocasión para exhibir su prodigiosa inventiva en la medular.

Por detrás estará Elano, que pese a no estar plenamente recuperado de su última lesión, seguramente saldrá de inicio para aportar al equipo su veteranía en competiciones de altos vuelos.

En la zaga, el Santos recurrirá a la solvencia de hombres como el lateral Danilo, el capitán Edu Dracena o el joven portero Rafael Cabral.

Delante de los blanquinegros estará el equipo revelación del torneo, un humilde grupo recién ascendido que, a base de disciplina y tesón, se ha hecho con la Liga japonesa de este año y ha eliminado de este Mundial al Auckland City y al mexicano Monterrey, al que se daba como favorito en la eliminatoria anterior.

Sus armas para intentar derrotar hoy al Santos serán previsiblemente las mismas que ha exhibido en sus dos primeros partidos: orden táctico, la pujanza de los medios brasileños Leandro Domingues y Jorge Wagner, y la persistencia de sus puntas, los nipones Kudo y Tanaka.

De poco más dependerá el modesto Kashiwa que, liderado por la veteranía de su entrenador, el también brasileño Nelsinho Baptista, apelará a la épica y al apoyo de la grada para afrontar el partido más importante de su historia como club.