‘Sherlock’ no da mucho

El nuevo filme de Robert Downey Jr. no anima la venta de boletos

Sherlock Holmes se enfrentó a su peor enemigo: una menor número de personas yendo al cine en Estados Unidos mientras el público cinéfilo desciende a su menor nivel en 16 años.

La nueva cinta Sherlock Holmes: A Game of Shadows, con Robert Downey Jr., se estrenó el fin de semana pasado en lo más alto de la taquilla, pero con 40 millones de dólares, una la cifra que es un 36% menor respecto a los 62.3 millones del capítulo anterior cuando debutó hace dos años, según proyecciones que difundieron ayer los estudios.

Sin embargo, hay que considerar que Sherlock Holmes, la primera entrega de la serie, se estrenó en el fin de semana de la Navidad, uno de los periodos de mayor actividad en las salas cinematográficas.

Un representante de la distribuidora Warner Bros. auguró que el nuevo capítulo de la franquicia compensará su baja recaudación inicial a medida que transcurran los días de vacaciones de la temporada. En la cinta, el detective al que caracteriza Downey combate con su archienemigo, el profesor Moriarty.

“El patrón [de los ingresos en taquilla] es diferente”, dijo Dan Fellman, jefe de distribución del estudio.

“Es la recaudación de esos nueve días antes de la proyección oficial de Navidad. La diferencia es que nuestro estreno [previo], con una cantidad mayor, fue el día de la Navidad y esta vez tuvimos un estreno adelantado. Al término del periodo navideño, deberíamos estar en el mismo lugar”, explicó Fellman.

Tras dos fines de semana previos que han sido los peores del año para Hollywood, las ventas de boletos descendieron de nuevo, en esta ocasión un 12% en comparación con el mismo fin de semana de 2010, ante las dificultades de Hollywood para interesar a los espectadores con grandes proyecciones de fin de año.

Paul Dergarabedian, analista de la firma Hollywood.com y quien da seguimiento a los ingresos de taquilla, calculó que 2011 cerrará con poco menos de 1,300 millones de boletos vendidos en Estados Unidos. La cifra constituirá el menor número de espectadores desde 1995, cuando se vendieron un total de 1.260 millones de boletos.

Por su parte, Alvin and the Chipmunks: Chipwrecked también debutó por debajo de lo esperado, con 23.5 millones de dólares recaudados en sus primeros tres días, frente a los 48.8 millones que sumó la cinta previa, la segunda de la serie.

El único dato positivo de la taquilla lo dio Mission: Impossible — Ghost Protocol, que estrenada tan solo en 425 pantallas Imax se colocó en tercera posición (las secuelas de Sherlock Holmes y Alvin And The Chipmunks se proyectan en más de 3,700 cines).