Newt Gingrich, expresidente de la Cámara de Representantes

Durante su tiempo en el liderazgo del Congreso, Gingrich se convirtió en la cara de la oposición contra Bill Clinton
Newt Gingrich, expresidente de la Cámara de Representantes
Foto: AP

Newt Gingrich (Newton Leroy) tiene 68 años y entre 1995 y 1999 fue presidente de la Cámara de Representantes, encabezando lo que en aquel momento se llamó “Contrato con América” un movimiento conservador del Congreso que obtuvo mayoría republicana en 1994 bajo el gobierno de Bill Clinton por primera vez en 40 años. Gingrich representó a Georgia y fue electo diez veces hasta su retiro en 1999.

Gingrich tiene estudios en historia y ha sido profesor universitario aparte de escritor.

Durante su tiempo en el liderazgo del Congreso, Gingrich se convirtió en la cara de la oposición contra Bill Clinton y respaldó una serie de medidas conservadoras como recortes de impuestos, reforma del bienestar social y límites de período para congresistas. Gingrich trabajó con Clinton para aprobar una serie de medidas como recortes en impuestos sobre ganancias de capital, la reforma del “welfare” y en 1996, el cambio más severo a las leyes de inmigración aprobada en décadas. Gingrich también encabezó el movimiento de destitución contra Clinton por el escándalo de Mónica Lewinsky y como consecuencia perdió mucha de su popularidad.

La vida personal de Gingrich ha llamado la atención en los últimos años. Ha estado casado tres veces y sus infidelidades han trascendido. De su primera esposa, tiene dos hijas. Curiosamente, mientras perseguía a Clinton por su ‘affair’ con Lewinsky, Gingrich estaba teniendo él mismo un ‘affair’ con una empleada del Congreso 23 años menor que él. Ella terminó por convertirse en su tercera esposa.

Gingrich es un prolífico crítico literario, particularmente de libros de historia militar y es un gran aficionado de la exploración espacial y de los dinosaurios. El mismo ha escrito numerosos libros y tiene un periódico web bilingue –español e inglés- llamado ‘El Americano’, que afirma tener un “punto de vista diferente de noticias y opinión sobre los hispanoamericanos en Estados Unidos”. Aún cuando Gingrich tiene también una cuenta de twitter en español, favorece que el inglés sea declarado el idioma oficial del país. Su popularidad aumentó en el ultimo mes y ha logrado posicionarse como uno de los favorites.