Breves de Los Ángeles y California

Las cuadrillas debían clausurar anoche una sección de la ruta estatal 60 en Montebello para poder reconstruir el paso de nivel de la autopista que debió demolerse debido a los graves daños sufridos, como consecuencia del enorme camión de gasolina que se prendió fuego.

El Departamento de Transportación de California dijo que se clausurarían hasta tres carriles en dirección este, desde Wilcox Avenue a Paramount Boulevard, para que las cuadrillas pudieran llevar a cabo las pruebas del suelo y pintar las rayas de señalización sobre el pavimento.

El cierre al este de Los Ángeles duraría desde las 9 p.m. a las 5 a.m. aproximadamente de hoy. Los carriles en dirección oeste continúan habilitadas.

Un enorme camión de gasolina se prendió fuego el 14 de diciembre y se mantuvo en llamas durante varias horas. Se clausuró durante tres días una sección de 10 millas de la autopista para poder derrumbar el paso de nivel que había resultado gravemente dañado en Paramount Boulevard.

Más de un millón de californianos desempleados se verán afectados si el Congreso y el presidente Barack Obama no logran destrabar el estancamiento político en el que se encuentran.

El Departamento de Promoción del Empleo (EDD, en inglés) de California afirmó ayer que 1.1 millones de residentes comenzarán a perder las prórrogas de los beneficios por desempleo a finales de este año si el Congreso no aplaza las fechas.

Eso significa que las personas que se encuentran cerca del final o al final del período oportuno para recibir beneficios ya no podrán solicitar una prórroga. Para unas 100,000 personas que se encuentran en el período final de la prórroga federal, eso significa que dejarán de recibir beneficios la primera semana de enero.

California ofrece hasta 26 semanas de beneficios, pero el gobierno federal autorizó prórrogas de hasta 99 semanas durante la recesión.

El estado ofrece un beneficio semanal máximo de 450 dólares, mientras que el cheque promedio por desempleo es de 300 dólares.

Una manifestante del movimiento Occupy LA que regresó a la Alcaldía de Los Ángeles luego de que se clausurara el campamento se declaró culpable de ingresar sin autorización a una propiedad ajena.

La oficina del procurador de la ciudad afirmó que se le ordenó a Bethania Palma cumplir un período de 20 días en la cárcel o realizar 10 días de trabajo para el Departamento de Transporte de California.

Además, Palma debe mantenerse alejada del parque en las inmediaciones de la Alcaldía. Las autoridades arrestaron a seis manifestantes durante la noche del sábado, después de que regresaron a la zona cercada. Otras tres personas fueron acusadas y esperan que se celebren las audiencias previas al juicio.

Casi 300 personas más fueron arrestadas el 30 de noviembre cuando la policía desmanteló el campamento que llevaba establecido hacía varios meses. La oficina del procurador de la ciudad afirma que se presentaron 51 casos penales. Un manifestante fue procesado por no retirarse y se le ordenó cumplir 10 días de servicio comunitario.

Los bomberos encontraron el cuerpo de un hombre en una vivienda en llamas en Walnut Park, que se describió como un hogar con acumulación excesiva de objetos.

El inspector de bomberos Don Kunitomi informo que los bomberos extinguieron el fuego en la vivienda del vecindario del Condado de Los Ángeles cerca de South Gate alrededor de las 7 a.m. de ayer.

Otros residentes de la vivienda lograron escapar.

Los bomberos encontraron el cuerpo en la parte trasera de la vivienda.

Kunitomi afirma que los bomberos se encontraron con una vivienda que contenía una acumulación excesiva de objetos, incluida basura, ropa vieja y desechos de plástico desperdigados por toda la casa.

Todavía no se ha determinado el motivo del incendio.