Breves de Los Ángeles y California

Un grupo estatal de cabildeo a nombre de agentes de policía dice que intentará que se cree una ley el próximo año que permita a los agentes conservar las armas de ataque al jubilarse.

La Asociación de Investigación de Agentes de Paz de California, que representa a personal sin jerarquía, está reaccionando ante una opinión emitida por la oficina de la fiscal general del estado, que dijo que los agentes deben entregar las armas cuando dejan el trabajo de guardianes del orden público.

Los agentes de paz pueden poseer armas de ataque que es ilegal que el público general compre, incluso para usar fuera del trabajo. The Associated Press informó esta semana que más de 7,600 agentes han comprado ese tipo de armas de fuego desde que el estado comenzó a permitirlo hace una década.

El presidente de la asociación, Ron Cottingham, dijo ayer que la opinión de la fiscal general castiga a los agentes jubilados que compraron sus armas mientras estaban en actividad.

La Patrulla de Carreteras de California (CHP) arrestó a dos hombres que según los agentes estaban robando adornos del árbol de Navidad del Capitolio.

Varios adornos de vidrio estaban rotos, incluyendo uno que había sido pintado a mano por estudiantes de educación especial.

Sean Kennedy, portavoz de CHP, dijo ayer que un agente atrapó a los hombres quitando los enormes adornos del abeto de 45 pies durante el fin de semana. El árbol está frente al Capitolio, cerca de las escalinatas hacia el oeste.

Los hombres, Marquies Alexis, de 31 años, y Bruce Anderson IV, de 32 años, fueron arrestados aproximadamente a las 2 a.m. del sábado. Fueron fichados en la Cárcel del Condado de Sacramento con cargos de robo de menor cuantía y vandalismo.

Kennedy dijo que Anderson también se enfrenta a un cargo de resistencia al arresto.

Un juez federal multó al dueño de un popular restaurante y pastelería de San Deigo por casi 400,000 dólares por emplear a inmigrantes ilegales.

Michel Malecot, del The French Gourmet, no fue enviado a la cárcel ayer y la multa fue mucho menos que los 650,000 dólares que pedían los fiscales federales.

Se disculpó ante el juez y dijo que había tomado medidas para evitar más contrataciones ilegales. A comienzos del año se declaró culpable de un cargo de delito menor por continuar empleando trabajadores ilegales .

Las autoridades dijeron que 91 empleados fueron contratados ilegalmente entre 2005 y 2008.

The French Gourmet es toda una institución de San Diego conocida por sus pasteles de boda y sus contribuciones a organizaciones de caridad. El caso atrajo la atención de los dueños de restaurantes, que rara vez son procesados por contratación ilegal.

La policía de Berkeley desalojó a la mayoría de los protestantes del movimiento Occupy ayer y prometió volver por la noche para cumplir una prohibición de acampar.

El San Francisco Chronicle reportó que los agentes removieron la mayoría de las casetas de campaña del Parque del Centro Cívico.