Familias pobres celebran la Navidad

La Misión Los Ángeles repartió obsequios entre los más necesitados
Familias pobres celebran la Navidad
Para los niños no hay Navidad sin Santa Claus, por lo que este personaje estuvo presente en la festividad.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion

La familia Pacheco viajó tres horas en autobús en la víspera de Navidad buscando un milagro en Skid Row, el epicentro de la indigencia en Los Ángeles. Aunque Papa Noel no les regaló las bicicletas que tanto anhelaban Leonel y Edgar, de siete y diez años, respectivamente, sí les alegró el corazón.

Al final de un túnel repleto de motivos navideños, luego de una “cena” matutina donde saborearon pollo en estofado y sopa de arroz, los niños recibieron obsequios en cajas forradas que iluminaron sus rostros. Difícilmente habrían sentido el espíritu de la Navidad lejos del refugio Los Ángeles Mission.

“Se siente uno triste cuando no hay dinero”, comentó la señora Rosa Pacheco, una madre soltera que no tiene empleo desde hace dos meses. “Mis hijos me piden cosas pero no se las puedo dar, por eso les dije: ‘hay que ir para ver si Dios nos hace el milagro’”, dijo esta originaria de Guanajuato, México.

Ayer por la madrugada los tres salieron de su humilde apartamento en West Covina rumbo a Los Ángeles, donde les adelantaron la celebración por el nacimiento de Jesús, el hijo de Dios según la fe cristiana. Les tomó tres horas llegar a Skid Row.

Como la familia Pacheco, unas 4,000 personas acudieron este viernes a ese refugio de indigentes para recibir un plato de comida y un regalo. Al ritmo de música de Jazz, hombres, mujeres y niños (principalmente latinos y negros) mitigaron el hambre, la soledad, las adicciones y la pobreza.

“Lo que sea que nos den es bueno”, decía Ana Aguilar, cuyo esposo perdió el empleo hace seis meses. “Nos la hemos visto un poco difícil, pero cuando hay amor todo se logra”, expresó esta originaria del Distrito Federal, quien fue a la Misión Los Ángeles acompañada de sus tres pequeños.

Con una situación económica similar, la familia Roque, que reside en el sur-centro de Los Ángeles, se formó en una larguísima fila que rodeaba las oficinas centrales de la misión. “De no haber venido la hubiéramos pasado mal, tristes, sin juguetes”, expresó la señora Maricela Roque, que la Navidad pasada también recibió ayuda de una organización social.

Por 75 años consecutivos, la Misión Los Ángeles repartió comida y obsequios entre los más necesitados con la ayuda de celebridades de Hollywood. Ayer los voluntarios fueron los actores Forest Whitaker, Gilles Marini (Brothers & Sisters), Melissa Gilbert, BooBoo Stewart (Twilight: Breaking Dawn) y Sarah Drew (Grey’s Anatomy). También asistió el alcalde Antonio Villaraigosa.

Según los organizadores, más de mil niños recibieron ayer regalos navideños por adelantado.

Sin las bicicletas que tanto le pidieron a Papa Noel, los hijos de la señora Pacheco regresaron contentos a casa. Su madre planea celebrar la Navidad hoy por la noche con pollo, el cual compró del sueldo que obtuvo por su trabajo como niñera durante un par de horas. “Lo importante es estar en familia”, dijo.

Alrededor de la web