Pocos latinos se hacen ciudadanos

Los números han decaído durante la administración Obama, aseguran
Pocos latinos se hacen ciudadanos
Omar Orozco, de 12 años, muestra su certificado de ciudadanía junto a sus padres y un primo.
Foto: Araceli Martínez

SACRAMENTO, California

Omar Orozco apenas tiene 12 años pero a su corta edad conoce muy bien el significado de tener en sus manos el certificado de ciudadanía: “Voy a tener beneficios y a la oportunidad de ser alguien más en la vida”, dijo entusiasmado.

El menor fue traído hace un año por su padre Alfonso Orozco, un inmigrante mexicano quien convertido en ciudadano estadounidense en 2007, tras casi 50 años de haber llegado al país, solicitó la residencia legal para su hijo y esposa que vivían en México.

“Creo que cuando él aprenda bien inglés, con los beneficios que hay aquí podrá aprovechar todas las posibilidades que le ofrece este país en todo”, señaló Orozco.

Omar formó parte de un grupo de 138 niños y jóvenes de 19 países que ayer recibieron sus certificados de ciudadanía derivada de la ciudadanía de sus padres o porque fueron adoptados por padres ciudadanos.

Los menores de 18 años no pueden solicitar una ciudadanía pero si son adoptados o su padre es naturalizado, la ciudadanía es automática.

“La verdad es que ellos ya son ciudadanos de Estados Unidos, el certificado entregado hoy, simplemente les sirve como prueba”, dijo Sharon Rummery, portavoz en el Norte del estado de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCI).

En el grupo de menores que recibieron su certificado de ciudadanía había muy pocos latinos, apenas eran 11 de origen mexicano, y el resto eran en su mayoría asiáticos.

De acuerdo a la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO), en 2010, 166,226 latinos se hicieron ciudadanos, 35,229 fueron de California.

Es decir, uno de cada cinco nuevos ciudadanos fue latino.

En lo que va de este año, en toda la nación, 690,705 se han hecho ciudadanos, 147,634 son de California, de los cuales 75,860 son de los condados de Los Angeles, Riverside, Ventura, Santa Ana y San Bernardino. Las razas aún no se han dado a conocer.

“Estamos fritos, el número de latinos que se han hecho ciudadanos este año es muy bajo casi nada en comparación con lo que vimos en 2008 y 2007 cuando Bush era presidente”, dijo Antonio González, de Southwest Voter Registration Education Project (SVREP), una organización no lucrativa dedicada a motivar la participación de los latinos en las urnas.

González atribuyó la baja al aumento de los precios para el trámite de ciudadanía, la falta de apoyo de la administración Obama a quien un grupo de líderes latinos le solicitaron 2 mil millones de dólares para programas de naturalización y sólo les dio 30 millones. “Nos dio únicamente el 1.5% de lo que le pedimos”, expuso.

El trámite para la ciudadanía cuesta 680 dólares lo que incluye el pago para tomarse las huellas dactilares.

González observó que de acuerdo al Censo 2010, en los dos últimos años perdieron 600 mil votantes. “Por primera vez en 20 años tenemos el número más bajo de latinos registrados para votar”, indicó.

“Esto en parte también esta motivado por la gran movilidad que ha desatado el desempleo y los embargos”, señaló.

Así que los altos precios por hacerse ciudadano, la falta de apoyo de la administración de Obama para los programas de naturalización junto a la crisis social, han provocado que la meta de tener entre 14 y 15 millones de latinos registrados para votar en la elección de 2012 no se cumplirá. Cuando mucho se alcanzaran 13 millones en toda la nación, de acuerdo a un reporte que González prepara. Actualmente hay 12 millones de latinos registrados para votar.